Reportaje:COYUNTURA INTERNACIONAL

Locomotora en marcha

La economía alemana vuelve a ser un pilar del crecimiento de la UE

Alemania se ha recuperado. Después de una prolongada ralentización que se extendió por más de cuatro años, la primera economía europea vuelve a mostrar saludables tasas de crecimiento que este año podrían superar el 2,3%. El desempleo también se encuentra en sus cifras más bajas desde 2001, mientras que la UE ha decidido cerrar el expediente alemán por déficit excesivo.

Durante el primer trimestre, la demanda doméstica creció un 2,7%, mientras que las ventas al detalle se elevaron un 2,6% en abril
Alemania vuelve a mostrar tasas de crecimiento que podrían superar el 2,3% este año y el paro registra las cifras más bajas desde 2001

Sólo buenas noticias para la economía alemana. Los últimos datos trimestrales revelan que el país ha crecido un 0,5% si se compara con el último trimestre de 2006 y un 3,6% en términos interanuales. El país ha consolidado, además, su buena marcha del año pasado en que creció un 2,8%. Con ello, Alemania vuelve a convertirse en uno de los principales motores económicos de la Unión Europea después de superar una recesión que se prolongó entre los cursos 2002 y 2003.

El crecimiento de este año confirma la recuperación del gasto de los hogares en el marco del control de los precios. Durante el primer trimestre, la demanda doméstica creció un 2,7%, mientras que las ventas al detalle se elevaron un 2,6% en abril comparadas con marzo, el crecimiento más alto de los últimos cuatro meses. Dos indicadores que tiran por tierra los temores de un estancamiento del consumo después del alza del IVA en enero (desde el 16% al 19%).

Cuentas en orden

Conscientes de que se podía poner freno al despegue económico, el objetivo del Ejecutivo era aumentar su capacidad recaudatoria y poner en orden las cuentas fiscales. No obstante, los analistas señalan que de momento el efecto de este alza ha sido moderada y no ha impedido que el consumo siga tirando del carro. Las previsiones de la OCDE indican que el consumo privado debería crecer un 0,9% este año para elevarse a un 1,7% en 2008. Ello después de que este mismo indicador cayera un 0,3% en 2004.

La inflación también se mantiene bajo control. El IPC se mantuvo en un 1,9% en mayo a tasa interanual, lo que significa un crecimiento de los precios de un 0,2% con respecto a abril, según la Oficina Federal de Estadísticas. No obstante, los analistas locales han advertido de los riesgos latentes de alzas importantes en los precios energéticos. Y por ello muchos han pedido que el Banco Central Europeo continúe subiendo los tipos más allá del 4% actual. Incluso hay muchos que sugieren que el BCE eleve sus tipos hasta el 4,5% antes de finalizar el año. El pulso de los precios en Alemania definirá en buena parte la marcha de la inflación en la eurozona, incluida España, debido al gran peso que el gigante germano tiene sobre los intercambios y la estructura productiva europea. Alemania con 2,3 billones de euros anuales, representa la quinta parte del PIB de la Unión Europea.

Desciende el paro

La bonanza alemana actual se ha traducido en una reducción del desempleo, uno de los grandes culpables del estancamiento económico del país durante toda la década. El desempleo llegó hasta el 9,1% de la población activa en mayo, frente al 9,5% en abril, según la Agencia Federal de Empleo. De mantenerse este dato se podría confirmar la tendencia marcada a fines del año pasado cuando el paro cerró en el 8,4%, después de que rozara el 9,5% en 2004.

Para cerrar el círculo virtuoso en que se encuentra actualmente la economía alemana, la Comisión Europea ha anunciado este mes que cierra el expediente abierto al país por déficit excesivo. Esto, gracias a que su desequilibrio fiscal pasó del 4% del PIB en 2003 a sólo el 1,7% en 2006, una tendencia que se mantendría durante los próximos cursos. Alemania vulneró durante cuatro años consecutivos el Pacto de Estabilidad con déficit que superaron el 3%. Con todo, la deuda pública se mantiene en el 65,4% del PIB.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS