Los nuevos ayuntamientos

Tres mujeres por Ciempozuelos

El PP gobernará la ciudad con apoyo "puntual" de PSOE e IU

"No te he dado la enhorabuena antes, pero ya te pasé el bastón de mando". Susana León, alcaldesa en funciones de Ciempozuelos hasta ayer y hoy concejal socialista fuera del poder con sus tres compañeros, saludaba así, ya fuera del salón de plenos y con una sonrisa amarga, a la nueva regidora de la ciudad que acababa de ser investida en el cargo a mediodía. María Ángeles Herrera, del PP, gobernará en minoría con cinco concejales, la lista más votada.

El de ayer fue un domingo medio tristón en Ciempozuelos, pese al ambiente de concordia entre los principales grupos políticos. La lluvia saludaba la nueva legislatura en esta ciudad de 18.700 habitantes que se vio convulsionada en el fin de la anterior cuando su alcalde, el entonces socialista Pedro Torrejón, dimitió al ser procesado por cohecho y blanqueo de capitales. En el bar Martín los clientes gritaban sus predicciones sobre el fin de la Liga mientras otros comentaban la defenestración de Torrejón y los acontecimientos que siguieron.

"¡Lo increíble es que aquí hay gente que le ha vuelto a votar!", comentaba un joven [Torrejón formó un "partidito" tras dimitir con el que consiguió 812 votos y dos concejales el 27 de mayo]. Una mujer mayor le apoyaba: "En un sitio civilizado ese señor ni se asomaría a la calle de puro pudor hasta que se aclare todo".

La verdad es que Ciempozuelos parecía un lugar bien civilizado tras el pleno de investidura con la entente informal de Herrera, León y Gemma Fornell, la cabeza de lista de IU (tres concejales). Ésta y León han garantizado al PP su apoyo "en los ejes fundamentales" para permitir la gobernabilidad de la ciudad.

El pleno se desarrolló en calma, con algún gesto de tensión cuando habló Torrejón. La concejal León, a punto de llorar, decía después que se le "rompió el alma, aunque no creo que la tengamos", cuando el PSOE local se vio ante las sospechas de corrupción del anterior alcalde. Herrera prometía ayer un "gobierno de diálogo". Tanto ella como Ciempozuelos lo necesitan.

María de los Ángeles Herrera, con el bastón de mando, recibe el saludo de Pedro Torrejón.
María de los Ángeles Herrera, con el bastón de mando, recibe el saludo de Pedro Torrejón.CLAUDIO ÁLVAREZ
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS