Abertis deja en manos del Gobierno su oferta por Hispasat

Fainé pide a la junta "unos meses de paciencia" sobre Autostrade

Abertis está intentando convencer al Gobierno de que puede ser un socio industrial idóneo en Hispasat, por su españolidad y su vocación de inversor a largo plazo. El grupo, que ayer nombró a Florentino Pérez como vicepresidente, admitió ayer contactos con el Ejecutivo y recordó que cualquier cambio accionarial requiere de su visto bueno. También sugirió que, si la oferta sale adelante, mantendría al equipo gestor.

La fusión entre Abertis y Autostrade debía ser el tema estrella de la junta de accionistas de Abertis, que aprobó un dividendo complementario de 0,25 euros por acción que elevará a 0,50 euros por título el dividendo total de 2006. La junta se había aplazado para poder decir algo concluyente. Sin embargo, el presidente de Abertis, Isidre Fainé, sólo pudo decir que se "apurarán las posibilidades" y pidió "unos meses de paciencia".

Pero hay una novedad. Si no cambia el marco regulatorio de tarifas italiano que dificulta la fusión "a principios de 2008", Abertis quiere tener libertad para "tomar decisiones", como una eventual venta, sobre su participación actual en Autostrade (un 6,7%).

Así las cosas, fue la eventual irrupción en Hispasat lo que sobrevoló la cita de Abertis con sus accionistas. El consejero delegado de Abertis Salvador Alemany, afirmó que "estamos interesados por Hispasat", interés que "ha resucitado tras haber tomado el 32% de Eutelsat". Éste posee un 27,6% de Hispasat. La junta del operador español ha dado luz verde a su salida a Bolsa, diseñada por el Gobierno, que topa con el plan de Abertis.

El grupo, que continuará presidiendo Fainé "todo el tiempo que pueda" tras haber accedido a la presidencia de La Caixa, ya había admitido "conversaciones" con los socios privados de Hispasat -BBVA, Telefónica y la antigua Auna- para comprarles su parte, que suma en torno al 40%. Fuentes empresariales ven con buenos ojos este acercamiento. "Pero todo está en manos del Gobierno", añaden.

En el Ejecutivo, las sensibilidades son distintas. Defensa se inclina por la salida a Bolsa que ha impulsado la presidenta de Hispasat, Petra Mateos. Industria es más receptiva a la oferta de Abertis. Alemany admitió que "quien quiera hacer una operación debe entablar los diálogos necesarios, también con los ministerios afectados". No es sólo cuestión de amabilidad o estrategia. Formalmente, todo cambio en la estructura accionarial debe ser aprobado por el Ejecutivo. Otras fuentes señalaron que hay contacto directo con la Oficina Económica del Gobierno.

Pérez, vicepresidente

Alemany fue conciliador recordando la "tradición de la empresa de respetar los equipos existentes cuando entramos en una empresa vía adquisición". Y subrayó que Abertis "plantearía lo que dijera el Gobierno" en relación a una separación de satélites de uso militar y civil, que toca decidir al Ejecutivo.

El Consejo de Administración de Abertis celebrado tras la junta aprobó nombrar a Florentino Pérez, presidente de ACS, como vicepresidente. ACS es el primer accionista de Abertis, con un 24,8%. La Caixa tiene un 24,5% que Fainé definió como "estratégico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 13 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50