Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi, un alcalde de paso

Tras doce años en al cargo y tres días antes de tomar posesión de su cuarta legislatura, el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, subrayó ayer su decisión de no agotar su mandato. Alperi, durante su intervención en la última sesión plenaria de la actual corporación, mostró su intención "para evitar especulaciones" de permanecer al frente de la alcaldía durante "bastante tiempo". Pese a ello, y a preguntas de los periodistas, el dirigente popular añadió que permanecerá "un tiempo en el cargo" pero reiteró que no agotará la legislatura. "Ya lo comenté antes de elecciones. No engaño a nadie", espetó.

Alperi quiso desvincular esta decisión con nuevas responsabilidades en el Consell y también dejó claro que no será nombrado presidente de las Cortes, tal y como se había especulado.

El futuro de Alperi pasa por Valencia, Bruselas o Madrid. A sus amigos y personal de confianza siempre ha transmitido su deseo de ser eurodiputado, posibilidad que tendría al alcance de su mano en las próximas elecciones europeas. También podría recalar en Madrid tras las próximas elecciones generales, y donde irá seguro es a Valencia donde ha conseguido un acta de diputado autonómico y gozará de condición de aforado, que retrasará sus causas judiciales.

Y aunque no hay fecha conocida para la salida de Alperi del Ayuntamiento de Alicante, es un secreto a voces que la favorita para sustituirle en el cargo es la concejal de Urbanismo, Sonia Castedo. Alperi no quiso adelantar la distribución de responsabilidades en su nuevo gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de junio de 2007