Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIREN IZA | Cantante de Tulsa

"La mujer sigue en segundo plano en todo lo importante"

La cantante Miren Iza (Hondarribia, 1979), ex componente de Electrobikinis, encabeza Tulsa, proyecto basado en Madrid que ha debutado con Sólo me has rozado (Subterfuge), disco con abundantes toques fronterizos, folkies, sonidos poco comerciales en España. Sin embargo, su principal característica es el empeño de su autora en contar una historia de desamor y culpa en cada canción. Con ellas y su característica voz quebradiza se ha convertido en una de las revelaciones de la escena independiente. El próximo viernes actúa en el Kafe Antzokia de Bilbao.

Pregunta. ¿Qué ha querido ofrecer en Sólo me has rozado?

Respuesta. Hemos recopilado algunas canciones de estos años intentando que tuvieran coherencia, bajo la temática común de las relaciones. La música estadounidense puede ser una clara influencia, porque hemos oído mucho grupos y solistas como The Band, Flying Burrito Brothers, [Johnny] Cash y [Bob] Dylan, aunque también tenemos elementos más pop, a lo Big Star por ejemplo.

"Supongo que haré canciones alegres cuando me canse de mi propio lamento"

P. ¿Es poco comercial?

R. Puede ser complicado vender un disco así, por la temática triste o por la longitud de las canciones, aunque no me preocupa demasiado. Pero, curiosamente, estoy observando una respuesta menos favorable en medios más minoritarios, en los que pensaba que encajaría más, y más aceptación en otros que ni siquiera me había planteado. De todas formas no pienso dedicar ni un segundo más a pensar en esto. Es incontrolable.

P. Sí parece un álbum fruto de la rabia y el desencanto.

R. Son sentimientos muy potentes que suelen aparecer en primer término y puede que últimamente los haya tenido presentes. ¿Si me veo haciendo canciones alegres? No tengo ni idea, supongo que sí, cuando me canse de mi propio lamento.

P. Se empeña en contar una historia en cada canción.

R. Las canciones que más he disfrutado a la larga contaban historias, las de Dylan, por ejemplo. Y cuando oí a Nacho Vegas contando historias en castellano me impresionó cómo cuida cada palabra que escoge, la ironía que usa,... Aún tengo mucho que aprender.

P. ¿Es más fácil abrirse paso en Madrid que en Euskadi?

R. Es complicado responder a eso. Desde luego, no es necesario ni suficiente, pero sí es verdad que, al haber más bares y más gente, en Madrid puedes tocar más. Hay más de todo. Si das con la combinación adecuada, igual tienes suerte.

P. De los 87.000 socios actuales de la SGAE, sólo 8.000 son mujeres.

R. No me sorprende. La mujer sigue teniendo un segundo plano en todo lo importante. Creo que por la herencia cultural o judeocristiana no nos importa permanecer en el banquillo de ciertos ámbitos. Al contrario que el hombre, que tradicionalmente ha buscado el reconocimiento en la política, las artes o la guerra, nosotras nos solemos conformar con que nos reconozcan nuestros hijos. Esto va cambiando, pero muy lentamente.

P. La propuesta de Tulsa resulta muy diferente a la de Electrobikinis. ¿Estaba a gusto con sus viejos compañeros?

R. Tenía claro que tarde o temprano iba a hacer algo en castellano y, musicalmente, quizás era la que más tendencia tenía a tiempos más lentos y sonidos más densos. Esto no lo compartían los demás. Ojalá hubiéramos ido a la par.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de junio de 2007