Helena Revoredo, presidenta de Prosegur y consejera del Banco Popular

Antítesis de la mujer florero

Empresaria, dirigente de empresarios, mecenas y, además, madre de cuatro hijos y abuela de seis nietos. Helena Revoredo, presidenta de Prosegur, acaba de ser nombrada miembro del consejo de administración del Banco Popular en calidad de independiente, aunque cuenta con algo más del 0,5% de su capital, y en próximas semanas va a recibir el galardón del 20º Premio Juan Lladó, que concede el Instituto de Empresa y la Fundación Ortega y Gasset a empresarios españoles por la promoción de la cultura y la investigación.

Argentina de Rosario, Helena ha ejercido la vicepresidencia de Prosegur desde 1997 -año en el que fallece Herberto Gut, su cónyuge, fundador y máximo accionista de la compañía- hasta 2004 y desde esta fecha hasta hoy ocupa la presidencia. Como demuestra la dimensión de la compañía que dirige (opera en 12 países y en el primer trimestre del año ha facturado 428 millones de euros y ha tenido 20,8 millones de beneficio neto) y su currículo es todo menos una mujer florero. En lo académico, es licenciada en Administración de Empresas por la Universidad Católica de Buenos Aires y ha realizado en el IESE de Madrid el programa de Administración de Empresas PADE y habla con fluidez cuatro idiomas. Y en lo profesional, durante su tiempo de residencia en Argentina desempeñó distintos cargos en la banca y en la industria metalúrgica.

En España, en los últimos años, ha sido miembro de la junta directiva del Instituto de la Empresa Familiar y presidenta de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid. En la actualidad, es presidenta de Euroforum y del Comité Consultivo Internacional del IESE.

Cargos y obligaciones que no le han impedido ejercer un papel activo en la promoción de la cultura y en el mecenazgo social, tanto desde la Fundación Prosegur como desde otros ámbitos. Desde la fundación patrocina desde 2001 estudios sobre el origen del hombre en los yacimientos de Atapuerca (Burgos) y promueve actividades artísticas, musicales y científicas. Respalda desde hace años y con cerca de un millón de euros anuales el Teatro Real de Madrid, colabora con los premios de la Fundación Príncipe de Asturias y es miembro de la Fundación de Amigos del Museo del Prado.

En el ámbito más privado, el de su familia y sus aficiones, le gusta compartir actividades al aire libre y practicar deportes como el esquí, el golf y el submarinismo. También le encanta la encuadernación artesanal y la lectura. Los autores que más le interesan en este momento, según sus allegados, son Paul Auster y José Machado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50