_
_
_
_
Crónica:Fútbol | 37ª jornada de Liga
Crónica
Texto informativo con interpretación

Osasuna humilla al Betis

El cuadro verdiblanco recibe cinco goles y se coloca al borde del descenso

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El Betis es un club deshecho. Ayer sumó la deshonra deportiva a las broncas filosófico-económicas entre el propietario de la sociedad, Manuel Ruiz de Lopera, y todo tipo de seguidores verdiblancos, desde conocidos y adinerados a simples devotos del histórico club sevillano. La derrota de ayer no es una derrota, no sólo le obliga a luchar por la permanencia hasta la última jornada. Supone la última charada, el último acto vergonzante de un proyecto de club y de equipo. Ni uno ni otro están a la altura de la historia y el significado del club de Heliópolis. El Betis necesita una desinfección.

Para el Betis, el partido tenía enorme importancia deportiva, pero incluso mayor aún era la emotiva. Ni aún fue capaz de hilvanar un partido digno. En la situación contraria se encontraba Osasuna, que ya disputa los partidos de Liga por obligación contractual. Su desempeño a lo largo de la temporada ha sido desigual, pero suficiente como para haber merecido el hito de disputar las semifinales de la UEFA. Valdo y Webó combinaban con soltura y despreocupación. Y el mero placer de jugar les llevó a los nueve minutos muy cerca de la portería de Contreras.

BETIS 0 - OSASUNA 5

Betis: Contreras; Miguel Ángel, Juanito, Melli, Isidoro: Assunção, Juande; Odonkor, Fernando (Edu, m.53) , Sobis (Xisco, m. 73); y Robert (Dani, m. 68). No utilizados: Doblas; Ilic y Rivera.

Osasuna: Elía; Izquierdo, Miguel Flaño, Cuéllar, Monreal; Raúl García (Héctor Font, m. 62), Puñal, Muñoz: Valdo (Erice, m. 81) , Webó (Sola, m. 69) y Juanfran. No utilizados: Ricardo; Josetxo, Javier Flaño y David López.

Goles: 0-1. M. 31. Miguel Flaño, cabecea el saque de un córner desde el segundo palo. 0-2. M. 61. Webó bate por bajo a Contreras. 0-3. M. 71. Valdo, de cabeza tras el saque de una falta. 0-4. M. 75. Sola, se planta ante Contreras y lo bate por bajo. 0-5. M. 87. Sola se cuela por la banda derecha y bate de tiro cruzado a Contreras.

Árbitro: Mejuto González. Amonestó a Cuéllar, Miguel Ángel, Monreal, Juande, Sola

Unos 50.000 espectadores en el Ruiz de Lopera

Más información
La policía evita el asalto al palco

La situación del Betis es muy fácil de resumir. Tan sólo las carreras, más despendoladas que amenazantes de Odonkor, y los lanzamientos de falta del brasileño Assunção -que lleva casi un par de años sin anotar de tal disciplina, todo sea dicho- suponían algo de peligro. El brasileño casi le rompe el pecho a Elía en su primera intentona y estrelló el balón en la cruceta a los 20 minutos.

Osasuna apenas había llegado. Apenas había corrido lo suficiente como para hacerlo. Y así, casi sin querer, Flaño remató a placer el saque de un córner, sin marca en el segundo palo. Fue el primero de los cinco estacazos que el conjunto navarro propinó al Betis, al que dejó desnudo frente a sus aficionados y su historia. Webó aprovechó, ya en la segunda mitad, el regalo de Isidoro. Valdo remató sin molestia alguna una falta y Sola, debutante en Primera, adornó aún más sus recuerdos de tan inolvidable día con dos goles de calidad.

Assunção, desesperado tras una jugada.
Assunção, desesperado tras una jugada.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_