Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Las secuelas políticas del 27-M

Los partidos 'ultras' y antiinmigración tocan poder

Unos 50 concejales electos preconizan en su ideario político el rechazo a los inmigrantes

El fenómeno es aún incipiente, pero en las elecciones locales del domingo pasado dio un paso más. Al menos 50 concejales electos en diversas localidades de España pertenecen a partidos en cuyo ideario destacan el combate contra la inmigración -"la ilegal", puntualizan varios de ellos- y el intenso "patriotismo español" que se desprende de la simbología incluida en sus páginas en Internet.

La mayor parte de ellos niegan las habituales apelaciones de "ultras" o de "extrema derecha". Este tipo de partidos duplicó su poder local el pasado 27 de mayo respecto al obtenido en 2003. Gracias sobre todo al auge espectacular de dos formaciones: Plataforma per Catalunya (PxC), que ha pasado de 6 a 17 concejales en 14 localidades catalanas, y España 2000, que no obtuvo representación en las municipales de 2003 y el pasado domingo lo consiguió en varios pueblos valencianos.

El PADE está presidido por un ex colaborador de Fraga y antiguo diputado de AP

"Inmigración, paro, terrorismo; no les permitas destrozar España", eslogan de Democracia Nacional

La importancia de Plataforma per Catalunya viene reforzada por la posibilidad de que la formación sea decisiva en Vic (Barcelona) y El Vendrell (Tarragona), pueblo este último donde sus cuatro concejales podrán decidir si dan la alcaldía a CiU o al PSC, que empataron a siete regidores cada uno.

Las páginas de Plataforma per Catalunya y España 2000 en Internet bastan para comprobar las semejanzas entre el discurso en materia de inmigración de los dos partidos. El catalán, liderado por Josep Anglada -fue miembro destacado de Fuerza Nueva, el partido de Blas Piñar-, vincula inmigración con delincuencia y defiende "la expulsión inmediata de todos los inmigrantes ilegales". España 2000 ha logrado presencia en tres ayuntamientos valencianos gracias a un discurso xenófobo y ultranacionalista español.

Las dos formaciones citadas son jóvenes: Plataforma per Catalunya nació hace siete años y España 2000 se registró como partido político hace cinco. Mucho más antiguo es el partido Democracia Nacional -fue creado en 1994-, que ha obtenido dos de los siete concejales en juego en Herradón de Pinares (Ávila), los mismos que el PP; y uno en Tardajos (Burgos).

Democracia Nacional (DN) se autodefine como social-patriota. Su líder, Manuel Canduela, es miembro fundador del grupo musical neonazi División 250. El partido forma parte de Euronat, una plataforma en la que también figura el Frente Nacional francés, dirigido por Jean Marie Le Pen, el veterano líder de la ultraderecha en el país vecino. De sus documentos ideológicos y programáticos se pueden extraer decenas de frases que resumen el rechazo del partido al fenómeno migratorio, que tildan de "invasión". Por ejemplo: "España, recolectora mundial de inmigrantes" es la valoración que merece a este partido la operación humanitaria llevada a cabo por el Gobierno español para rescatar en alta mar a 26 inmigrantes rechazados por Malta. Su eslogan de campaña electoral fue: "Inmigración, paro, terrorismo; no les permitas destrozar España".

También lleva una actividad política larga el Partido de Acción Demócrata Española (PADE), que se define como humanista cristiano, liberal-reformista y moderado. Es el partido situado a la derecha del PP que más representación ha obtenido en las municipales: 20 concejales. Doce de ellos los consiguió en la Comunidad de Madrid, donde el PADE es la quinta fuerza política por número de ediles, por detrás de PP, PSOE, IU y Ciudadanos Independientes de Sierra Norte. También habrá concejales del PADE en cinco municipios de Guadalajara: el edil conseguido en Alovera puede determinar qué partido obtendrá la alcaldía. El capítulo del programa marco del PADE referente a la inmigración dice: "No es lógico que españoles en una situación a veces peor que los inmigrantes no sean receptores de las ayudas en materia de sanidad o vivienda o cultura que éstos reciben".

Si hay un rasgo propio que el PADE defiende sin matices es que es "un partido de España y de derechas, con la cabeza bien alta". Así se definieron cuando nació la formación, en 1997, y lo corrobora ahora uno de sus dirigentes, Antonio Martín: "Somos una derecha social y nacional, no una derecha liberal que se desentiende de los problemas de la gente", explica.

El PADE está presidido por Juan Ramón Calero, quien fue colaborador destacado de Manuel Fraga en Alianza Popular y portavoz en el Congreso de esta formación, antecedente del actual Partido Popular, en el que Calero no quiso continuar. El PADE apuesta actualmente por un gran acuerdo de Estado que "ponga freno a la inmigración ilegal", explica Antonio Martín. Calero levantó una cierta polémica en 2004 cuando pidió la expulsión de todos los inmigrantes sin contrato de trabajo y arremetió contra las uniones entre homosexuales, que calificó de "antinaturales".

Por otra parte, las elecciones del 27 de mayo dieron al Movimiento Falangista de España (MFE) un concejal en Santoña (Cantabria). El partido fue creado en 1979. Su sede en Santoña sufrió en marzo de 2006 un atentado de ETA, saldado con destrozos en el edificio.

Significativos son también los resultados de la lista Iniciativa Habitable en la provincia de Cáceres. Este partido, que se fundó hace apenas un año, ha obtenido cinco concejales, los mismos que PP y PSOE en Talayuela, un pueblo que se caracteriza por una presencia importante de población inmigrante. El coordinador del partido, Manuel Leal, asegura que se les ha "sacado de contexto" cuando explica que la inmigración, "en los términos que se están dando, ha llegado a un límite". Como algunos otros de los partidos citados en este reportaje, uno de los documentos de Iniciativa Habitable en Internet resalta que en España hay mayor número de delincuentes inmigrantes que de delincuentes españoles. Leal argumenta: "Son datos del departamento de Instituciones Penitenciarias y nosotros no lo podemos obviar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de junio de 2007