Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Las secuelas políticas del 27-M

Roberto, el 'ultra'

"Los españoles, primero", dicen en España 2000; Progreso y Orden vigila la inmigración masiva, pero no la de los jubilados europeos

Por primera vez, la formación España 2000 ha logrado concejales en la Comunidad Valenciana, la tierra desde la que inició una actividad política que se extiende, por ahora, sólo a algunos lugares de Andalucía y Cataluña.

Su líder es el veterano y polémico José Luis Roberto, un abogado con responsabilidades en la asociación patronal de los clubes de alterne (Anela) y en la compañía Levantina de Seguridad. El partido lleva años definiéndose como "populista, social y democrático" y haciendo de la inmigración -"la ilegal", insiste- su principal caballo de batalla.

Esta formación, que ha aprovechado Internet para su actividad de comunicación, insiste en no mostrarse como "ultra" sino como "preferencialista". Con este vocablo inventado intenta transmitir que su base es ésta: "Los españoles, primero". En las elecciones del domingo pasado consiguieron un concejal en el pueblo de Silla (Valencia) y una concejal en Onda (Castellón), ambos municipios en torno a los 20.000 habitantes, con el PSOE como el partido más votado, y en los que España 2000 ha superado en votos a Izquierda Unida.

Los 5.893 sufragios obtenidos en la Comunidad Valenciana le configuran aún como un partido muy pequeño, pero no había pasado de 2.650 en los anteriores comicios de 2003. La campaña realizada lo ha sido para presentar al partido como "opción posible", en expresión de Samuel Garrido, uno de sus dirigentes. "No vivimos del pasado, nos dirigimos a los jóvenes, a los trabajadores, estamos contra la especulación urbanística y la corrupción del sistema", añade.

María Isabel Ruiz, la concejal electa en Onda, asegura que trabaja con mujeres ecuatorianas, pero añade: "La inmigración sin control hace mella en el bienestar de los españoles y se nos vota porque decimos esto bien alto".

Más llamativo parece aún que el partido Progreso y Orden se defina como "patriótico" cuando en su lista por el municipio de San Fulgencio (al sur de Alicante) abundaban los nombres de residentes extranjeros. Su líder es Fernando Gadea, jubilado, ex legionario, que tiempo atrás tuvo una relación estrecha con España 2000 y ahora manifiesta su "respeto" por este partido.

Progreso y Orden ha obtenido dos concejales en el pueblo citado y podría entrar en el equipo de gobierno con el PP y otro grupo independiente. En una entrevista para el portal de Internet de la BBC recuerda que su partido vela por la seguridad y vigila la inmigración masiva. Aunque no de la de jubilados europeos, que son sus votantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de junio de 2007