Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un septuagenario, detenido en Lugo por un doble crimen en Madrid en 2001

La Guardia Civil de Lugo ha detenido en Monterroso (Lugo) a un hombre de 79 años sobre quien pesaba una orden internacional de búsqueda y captura por su supuesta implicación en un doble homicidio ocurrido en julio de 2001 en un poblado de Madrid.

El matrimonio formado por Emilio Montoya Borja, de 30 años, y Rocío Iglesias Muñoz, de 32, murió acribillado a balazos ante sus tres hijas (una de nueve años, otra de cinco y la menor de sólo siete meses). Ocurrió en el poblado chabolista del Pozo del Huevo, en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, donde un grupo de cinco personas -dos mujeres y tres hombres- esperó a la pareja y, tras mantener una corta discusión con ella, sacaron pistolas y escopetas y tirotearon a ambos cónyuges, según los vecinos.

Una lucha entre clanes de etnia gitana, Los Gallegos y Los Mosqueteros, acabó en 2001 con la vida de un matrimonio, Emilio y Rocío de 30 y 32 años, en el poblado del Huevo en Madrid. Seis años después, uno de los supuestos autores puede acabar entre rejas tras su detención en la tarde del pasado jueves en el municipio lugués de Monterroso.

Visita a una tumba

No fue fácil dar con el paradero de Manuel G. H., de 79 años, quien había acudido a Lugo para visitar la tumba de su hijo, también muerto en circunstancias dramáticas en 1995 y que pudo ser el origen de las fricciones entre los clanes. Había conseguido falsificar su identidad y se hacía pasar por M. R. M. y nacionalidad portuguesa. Contra él pesaba una orden internacional de búsqueda como autor de dos supuestos homicidios dolosos.

Las investigaciones comenzaron ante la sospecha de que M. G. H. se encontraba en Lugo, por lo que se estableció un dispositivo policial que concluyó con su detención cuando conducía un vehículo, acompañado de otras dos personas, por la carretera nacional 540 en dirección a Ourense.

Tras las pertinentes investigaciones se pudo constatar su verdadera identidad, así como que estaba domiciliado en Monforte de Lemos (Lugo) y que estaba reclamado para su detención e ingreso en prisión, como el presunto coautor del sangriento suceso del poblado del Pozo del Huevo.

Por este suceso cumple condena en un centro penitenciario de Ourense José Jorge B. A. y queda por detener, aunque está identificada, la tercera persona que participó en los homicidios. El detenido en Lugo, al que también se vincula con otros hechos delictivos, pasó ayer a disposición judicial.

El ahora detenido, Manuel G. H., había llegado al poblado madrileño aproximadamente un mes antes del doble asesinato. Allí se juntó con el clan de Los Gallegos, una numerosa familia residente en esa barriada. Uno de sus hijos había muerto asesinado una década antes y atribuía la culpa al llamado clan de Los Mosqueteros. Creyendo que Emilio y Rocío pertenecían a esta familia, el septuagenario decidió vengarse en ellos y les quitó la vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de junio de 2007