Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Elecciones 27M

Un grupo municipal dividido

Al menos 8 de los 18 concejales socialistas en Madrid apoyaban como portavoz a Óscar Iglesias en vez de al dimitido Sebastián

Ocho de los 18 concejales que representarán al PSOE municipal de Madrid en la próxima legislatura apoyarían a Óscar Iglesias como portavoz, según fuentes del grupo, el número 3 de la lista, un hombre de confianza de Rafael Simancas. Ocho de los 13 concejales con los que ha hablado este periódico afirman que apoyan a Iglesias. Los otros dos dicen que acatarán lo que la dirección regional del partido regional proponga. Y parece que el partido propondrá a Iglesias, hombre de confianza de Rafael Simancas.

Quienes no se han pronunciado son los miembros de la candidatura que aportó Sebastián: ni Pilar Gallego, la número 2; ni Ángeles Álvarez, la 8; ni David Lucas, que está situado en el número 7: "No voy a hacer declaraciones", dijo este último, "me lo ha pedido Miguel Sebastián".

"Hay que ser coherentes con los resultados", afirma un concejal

"Hay que ser coherentes con los resultados", dice uno de los concejales que apoyan a Iglesias. "Es hora de mirar hacia adelante y pensar en las próximas elecciones en 2011", asegura otra fuente. Esta mayoría anónima ya se esperaba que Sebastián abandonara. "No ha sido una sorpresa. Quizás antes de lo esperado", dice otro. Este grupo de ediles coincide en lo mismo: "Hay que zanjar los problemas cuanto antes. Asumir lo que ha pasado y seguir trabajando". Detrás queda un ligero tufillo de alivio por la marcha de un candidato que nunca ha sido muy aceptado en el grupo. "Cuando te excluyen de las cosas luego no te pueden culpar de algo en lo que no has podido participar", se lamenta uno de los ediles elegidos.

El miércoles, el ex candidato socialista a la alcaldía, Miguel Sebastián, aseguró en la cadena SER que "hay que seguir trabajando para que Gallardón tenga una oposición como la que no ha tenido en los últimos cuatro años en Madrid". Esta frase levantó ampollas en algunos concejales que provenían de la anterior legislatura.

"Por la noche los teléfonos de la gente del grupo comenzaron a sonar, con rumores de que Sebastián se iba", cuenta un responsable socialista. Algunos se enteraron por una convocatoria previa al acto de renuncia, cerca del mediodía. Pero la mayoría se enteró de su renuncia ayer por la mañana a través de los medios de comunicación.

Dos de las fuentes consultadas, ajenas a la soterrada lucha política que se avecina por lograr la portavocía de los socialistas en el Consistorio madrileño, creen que Sebastián "se ha hundido personalmente". "No tenía la piel dura. Y la política ya sabes cómo es... Pero ahora no se trata de hacer leña del árbol caído", dice uno de ellos. "Me lo esperaba. Algo tenía que pasar en el Ayuntamiento. Rafa había adoptado una decisión con dignidad [no volver a repetir como candidato a la presidencia regional] y hacer una transición tranquila", cuenta otro dirigente socialista. "Parece que ahora Madrid tiene la culpa del descalabro. La asumimos, pero no es sólo nuestra", dice en una clara alusión a las intromisiones de Ferraz en las decisiones del partido en Madrid. "Es una solución y un problema", cuenta otro edil. "La dirección regional ha presionado para que en la capital haya una solución drástica y así desviar la atención de Simancas. Pero esto se le puede volver en su contra", añade.

Con la renuncia de Sebastián se producen dos nuevas situaciones. Una, que su puesto de concejal lo ocupe el siguiente de la lista, en este caso José Manuel Rodríguez, que también fue edil en la anterior legislatura. Y la segunda es la designación de la "dirección del grupo". Esta decisión ya está causando batallas internas.

Por un lado están los que apoyan a Óscar Iglesias, al menos 8 de los 18 ediles. La mayoría, antiguos miembros del Grupo Municipal Socialista.

La dirección regional, según fuentes socialistas, pretende silenciar cualquier conato de lucha interna y proponer que sea Iglesias el portavoz, cargo que viene ocupando tras la fuga de Trinidad Jiménez, en octubre pasado. La decisión saldrá de la reunión que mantendrá el comité regional del partido el próximo día 10 de junio.

Un trabajo difícil

En una entrevista concedida ayer a este periódico, Rafael Simancas, el responsable de los socialistas madrileños, pareció apostar por Óscar Iglesias como portavoz del Grupo Municipal Socialista, aunque dejó abiertas otras opciones. Iglesias es el número 3 de la candidatura y estaba ya en el grupo en la anterior legislatura. La número 2 de la lista, Pilar Gallego, ex subdelegada del Gobierno, se incorporó con Sebastián.

La respuesta de Simancas a la pregunta sobre quién sería el portavoz fue la siguiente: "La decisión en torno a quién va a encabezar el grupo municipal no está tomada. Se tomará el próximo día 16. Óscar Iglesias ha hecho un buen trabajo en condiciones difíciles. Tuvo que sustituir a Trinidad Jiménez y luego, durante los últimos seis meses, ha dado un discreto paso atrás a fin de ceder protagonismo a Miguel Sebastián, a quien ha ayudado. Es importante. Es una persona de mi confianza, aunque también hay personas de indudable valor en el Ayuntamiento."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de junio de 2007

Más información