Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Elecciones 27M

Un nuevo mapa autonómico con tres incógnitas

El 27-M mantiene intacta la distribución de poder salvo en Baleares, Canarias y Navarra

Las elecciones autonómicas en 13 comunidades han registrado unos resultados parecidos a los de hace cuatro años. Sin embargo, hay tres comunidades donde la bajada de las formaciones políticas que hasta ahora estaban en el Gobierno permiten hacer cábalas sobre la posibilidad de un cambio. El resto sigue igual:

- Aragón. El socialista Marcelino Iglesias sigue, legislatura a legislatura, su lenta escalada hacia la mayoría absoluta, impulsada en su defensa numantina del río Ebro sin trasvase. El 27-M subió tres escaños y más de dos puntos de apoyo, y ya está en el 41%. Su aliado de la Chunta Aragonesista reduce la representación a más de la mitad. El resto de las formaciones se mantienen.

- Asturias. Por Asturias apenas pasa el tiempo. Las urnas casi clavaron el domingo los resultados de 2003. Aunque el PP ganó en votos, el Gobierno socialista, apoyado por IU, tiene otro mandato por delante sin agobios.

- Baleares. El PP sigue sin convencer del todo en Baleares. En los últimos 12 años, la mayoría absoluta se ha convertido en un deseo escurridizo. En 1999, el PP la perdió por un escaño. En 2003 la recuperó por la misma diferencia. Y en 2007 la ha perdido con idéntico resultado. Y otro año más, la incertidumbre es máxima ante el futuro Gobierno.

- Canarias. El vuelco socialista en Canarias, donde ha subido nueve escaños, no es suficiente para garantizarse la presidencia. La apuesta por el ex ministro Juan Fernando López Aguilar resultó un éxito, aunque no definitivo. Del resultado de los pactos depende la victoria en la batalla para formar Gobierno.

- Cantabria. El presidente regionalista Miguel Ángel Revilla ha rentabilizado el cargo hasta lograr que su partido pase de tercera a segunda fuerza. La alianza de los regionalistas con los socialistas le ha dado para repetir la experiencia.

- Castilla y León. Nada nuevo en uno de los feudos más sólidos del PP y desde hace más tiempo. Desde que Aznar conquistara para los populares Castilla y León, las mayorías absolutas caen, sin apenas diferencia, en el saco del PP.

- Castilla-La Mancha. José María Barreda, sucesor de José Bono, que se enfrentaba por primera vez al refrendo popular, ha visto acercarse peligrosamente a María Dolores de Cospedal, el nuevo invento popular para Castilla-La Mancha. Los nueve diputados de ventaja de hace cuatro años se han reducido a cinco, suficientes para gobernar.

- Comunidad Valenciana. Todas las expectativas socialistas se estrellaron en la urna. Francisco Camps arrasó. El PSOE fracasó de nuevo.

- La Rioja. El ligero ascenso del PSOE resultó inocuo. El PP mantiene su diputado de margen para mandar en solitario.

- Madrid. Esperanza Aguirre llegó al Gobierno tras la fuga de dos socialistas y lo ha consolidado con creces, abriendo una de las crisis más notables, y ha habido varias, en el socialismo madrileño.

- Murcia. El PP logró aquí el mayor porcentaje de voto autonómico de España. Los socialistas siguen sin levantar cabeza y bajo mínimos.

- Navarra. La irrupción de la coalición nacionalista Nafarroa Bai ha dado un vuelco a la situación y pone en peligro el Gobierno de UPN. El futuro en esta comunidad no puede ser más incierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de mayo de 2007