Elecciones 27M

El PSPV mantiene a duras penas Elche, pese a la división interna de los populares en Alicante

Ni división ni corrupción. Ninguno de los dos lastres más destacados con los que los conservadores encaraban las elecciones municipales de ayer en la provincia de Alicante hizo mella en su exitoso resultado final. El PP mantuvo su hegemonía en los gobiernos locales de Alicante tanto en el plano cuantitativo (cerca de un 10% más que la segunda fuerza, los socialistas) como cualitativo. En este segundo apartado, aparte de revalidar la alcaldía de la de la capital, los populares a punto estuvieron de ser la fuerza más votada en el hasta ahora inexpugnable feudo socialista de Elche. No obstante, el PSPV de Elche mantendrá el gobierno merced al pacto con EU. Otro dato destacado de la victoria popular se registró en Elda, donde la número dos de Camps, Adela Pedrosa, logró la mayoria absoluta. En esta comarca del Vinalopó, el PP también recuperó el Consistorio de Villena, igualmente con mayoría absoluta.

El triunfo del PP en la provincia de Alicante, por casi 100.000 votos, según los primeros datos provisionales, con relación al PSPV, también implican que los conservadores revalidarán la presidencia de la Diputación. En esta institución se repetirá el resultado de 2003, es decir, 18 diputados para el PP y 13 para los socialistas. De esta forma, José Joaquín Ripoll no tendrá ningún problema para ser reelegido como presidente.

Los casos de corrupción política relacionados con la gestión urbanística tampoco han minado el granero de voto del PP en La Vega Baja. Allí, los populares han revalidado la mayoría absoluta en las dos plazas más destacadas, Torrevieja y Orihuela. Y todo ello, pese que el primer edil torrevejense está imputado por tráfico de influencias y que sobre la gestión de los populares en el Consistorio oriolano pesan 16 causas por otras tantas ilegalidades urbanísticas y contables.

En esta comarca de La Vega Baja, el PP vuelve a monopolizar el triunfo en todos los Consistorios, salvo en las localidades de Guardamar del Segura, donde el PSPV, mantiene el gobierno, y Pilar de la Horadada, donde también los socialistas recuperan la alcaldía tras el paréntesis de la moción de censura. En Catral, otro municipio objeto de una investigación judicial por corrupción urbanística, el PP logró mayoría absoluta, y desalojó del cargo al ex socialista, José Manuel Rodríguez.

Pese a su victoria general, el PP cosechó tres sonoros fracasos en sendos municipios de la Marina: Altea y Calp, y La Vila Joiosa. En los dos primeros casos, los populares perdieron la mayoría absoluta, y la izquierda podrá desbancar de las alcaldías, a Miguel Ortiz y Javier Morató, respectivamente. Y en La Vila, el PP está en manos de los independientes. En esta comarca mantiene el gobierno en Benidorm.

En Xàbia, otro municipio salpicado por la corrupción, la actual coalición de gobierno, Bloc-Centristas y PSPV, podrá seguir en el gobierno si opta por reeditar el pacto. En esta localidad, la sorpresa fue la irrupción de la formación liderada por la holandesa Ana Vasbinder, logró 4 ediles. En Dénia, la socialista Francisca Viciano, revalidara el cargo mediante pactos. En L'Alacantí, la sorpresa más destacada fue el hundimiento del PP en Xixona, en favor de los socialistas que lograron la mayoría absoluta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS