Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El último romántico

Joseph Beuys (Krefeld, 1921-Düsseldorf, 1986) se convirtió a partir de los años sesenta en una obra de arte viviente. Su carismática figura, su presencia física, su imagen fotogénica, sus palabras, sus gestos y (sobre todo) su firma se convirtieron en obras de arte reconocibles e inconfundibles. Con él culminó el Romanticismo alemán, el mito del genio creador, la interpretación del artista como heraldo del más allá, como chamán o sanador de una sociedad corrompida. Esta "novela del artista" se fue desglosando en obras de una megalómana antimonumentalidad, realizadas con materiales heterogéneos, toscos y maleables que adoptan formas imprecisas y espontáneas pero, sobre todo, esa vida se manifiesta en un sinfín de dibujos, acuarelas, grabados, litografías, serigrafías, carteles, tarjetas, fotografías y pequeños objetos que reflejan su mundo inmediato y cotidiano, con los que ha extendido sus actos y sus ideas por medio de múltiples ediciones, de las que ahora se presenta esta breve muestra. Se trata, en muchos casos, de pequeños papeles que parecen desgarrados al azar sobre los que el artista ha dejado una huella esquemática, formada por trazos contundentes que perfilan toscas figuras de un bestiario personal formado por animales, como liebres, pájaros o renos, que se acompañan con un cuño y la firma del artista. Su aportación al arte de la posmodernidad se concreta en un simbolismo discursivo y egocéntrico que recrea en piezas pequeñas e íntimas que se han convertido en reliquias capaces de engendrar la mitología de un creador liberado de cualquier atadura técnica, social o estilística. A pesar del aspecto primitivista, expresionista o matérico de que hacen gala la mayoría de sus obras, el éxito que éstas han obtenido se apoya en las técnicas de difusión del pop art, que Beuys toma directamente de su amigo Andy Warhol, y en las atractivas ideas de promoción de una "democracia directa", con tintes ecologistas, teorías que difundió desde la atalaya de su cátedra de escultura en la Academia de Düsseldorf.

JOSEPH BEUYS

Galería La Caja Negra

Fernando VI, 17. Madrid

Hasta el 3 de junio

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS