Elecciones 27M

El PSdeG reclama la dimisión del regidor y el BNG lamenta la imagen que da de "caciquillo"

El secretario provincial del PSdeG, Manuel Vázquez, destacó en conferencia de prensa la "gravedad" del asunto que, según dijo, "da escalofríos" y manifestó que el PSdeG ha puesto en manos de sus asesores jurídicos el "fraude".

Vázquez reclamó la inmediata dimisión del regidor y candidato del PP y emplazó al responsable de este partido en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, "a que dé explicaciones, ya que no las dio cuando quedó cuestionada la acción del alcalde con recalificaciones beneficiosas para sus amigos y socios".

El dirigente del PSOE orensano advirtió que no se puede permitir a nadie "que juegue sucio en las elecciones", y tras matizar que no es intención de su partido enturbiar la campaña, manifestó que "no se puede consentir que el árbitro del campo -en alusión al regidor- actúe de forma ilegal y juegue con trampas".

Vázquez hizo, además, un recuento de las "muy complicadas casualidades" de Nóvoa entre las que destacó que "sustituyó al ex alcalde, Manuel Cabezas, cuatro meses antes de que finalizase la actual legislatura, saltándose a todos los concejales que estaban antes que él" y que "benefició a su socio constructor con recalificaciones millonarias en lo que es una manipulación y un pelotazo".

Hechos a los que sumó "el censo irregular en su domicilio, conculcando la limpieza democrática para hacer una pequeña trampa, una maniobra fraudulenta para engordar el voto del PP".

El Bloque no denunciará

El BNG mostró su malestar por la actuación del regidor pero descartó cualquier iniciativa de denuncia, aunque sí conminó al alcalde a que acuda él a los tribunales si no es cierto que tiene a 16 personas que no viven con él censadas en su domicilio.

El candidato a la alcaldía por la formación nacionalista, Alexandre Sánchez Vidal, advirtió en rueda de prensa que se trata de "una actuación más propia de un caciquillo que de quien aspira a ser alcalde". E ironizó al respecto: "Parece que tiene la casa llena de okupas y como es buena persona no llama a las fuerzas de seguridad para desalojarla, o quizás practica una política de reagrupación familiar".

Sánchez Vidal expresó su "profunda tristeza" porque Ourense sea conocido por hechos como éste, "cuando la sociedad orensana no es así, ni siquiera la mayor parte de la militancia del Partido Popular, sino sólo unos cuantos caciquillos de ese partido", motivo por el que reclamó a los orensanos que pongan fin a ello "escogiendo a otros políticos", entre los que se postuló. En opinión del candidato nacionalista, no merece la pena judicializar la campaña "porque los votantes pondrán en su sitio a cada uno el próximo día 27".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de mayo de 2007.