Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Vuelco en Canarias a favor del PSOE por el tirón de López Aguilar

El PSOE será el partido más votado en las elecciones autonómicas del próximo domingo en Canarias, y su candidato a la presidencia, Juan Fernando López Aguilar, es el político mejor valorado, con una nota de 5,25. Éstos son algunos de los datos aportados por la encuesta del Instituto Opina, que apunta un 37,5% de intención de voto a los socialistas, casi 12 puntos por encima del respaldo logrado en 2003.

El vuelco electoral a favor de los socialistas no es suficiente como para garantizarle el futuro Gobierno. Y, aunque los votantes parecen decididos a relegar a Coalición Canaria al papel de tercero en discordia -por el desgaste sufrido en la acción de gobierno-, esta formación autonomista conserva la llave de la futura mayoría en el Parlamento de las islas. El Partido Popular apenas se mueve: era y sigue siendo el segundo, con un ligero retroceso en intención de voto y estancado en escaños.

La oleada de cayucos es el problema que obsesiona a los ciudadanos del archipiélago Pese al desgaste, Coalición Canaria mantiene la llave de la futura mayoría parlamentaria

A favor del relevo se descubren otros datos en la encuesta: por ejemplo, el deseo de cambio de color en el Gobierno insular. Tras los años de dominio de Coalición Canaria, siete de cada diez entrevistados declaran que a la Comunidad le conviene otro partido. Un aprobado por los pelos (5,01) subraya la gestión del Ejecutivo saliente. La ambivalencia de la situación se manifiesta en las respuestas a la pregunta sobre quién será el próximo presidente de la Comunidad: al 28% le gustaría el socialista López Aguilar, pero el 31% cree que lo será Paulino Rivero, el candidato que Coalición Canaria presenta en esta ocasión.

En todo caso, más allá de quién ocupe el sillón de presidente, la encuesta no deja lugar a dudas sobre cuál es el problema que obsesiona a los habitantes de las islas: la inmigración. Tras más de un año de oleadas de cayucos y la situación de emergencia alcanzada en ciertos momentos, Canarias ha interiorizado la sima que la separa de la costa occidental de África. Y esto se refleja en que nueve de cada diez ciudadanos responden afirmativamente a la pregunta de si la inmigración es un problema en el archipiélago; los otros dos problemas principales son la sanidad (citada por el 25,9%) y el paro (mencionado por el 25,8%).

La inquietud por la inmigración distingue poco entre edades. Aun así, entre las personas mayores no hay tanta preocupación como entre los jóvenes y las capas de edad media: seis de cada diez personas entre 25 y 34 años ven la inmigración como el máximo problema de Canarias.

Tampoco hay apenas diferencias entre colores políticos: que la llegada de cayucos perjudica a las islas es una posición compartida por los simpatizantes de todos los partidos; el pesimismo por el problema inmigratorio alcanza al 75% de los votantes del PSOE, siendo éstos los menos pesimistas al respecto.

La corrupción urbanística puede ser otro de los asuntos calientes. Pero las conclusiones resultan mucho menos contundentes que en la inmigración. El 84,3% de los entrevistados por Opina afirma que "existe" corrupción en Canarias, aunque sólo el 5,3% lo cita entre los tres problemas principales de la comunidad.

El 62% prefiere que continúe la moratoria que impide incrementar el número de camas turísticas. La percepción de la situación económica general está dividida: cuatro de cada diez creen que ha empeorado en los cuatro últimos años, frente a un tercio que lo ve igual. Algo más de dos de cada diez contestan que ha mejorado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2007