Detenido un hombre por asesinar a golpes a su hija de 15 meses en un hotel de Madrid

El acusado reconoció que había agredido más veces a la pequeña

Un vecino de Torrevieja (Alicante), Francisco Javier Cervera de Marcos, de 32 años, ha sido detenido acusado de haber matado a golpes a su hija, de 15 meses. Los hechos ocurrieron el pasado miércoles en un hotel de la madrileña plaza de España. Cuando llegaron la policía y el forense, la menor había sufrido un fuerte golpe en la cabeza y el cuerpo ya estaba frío, según informó una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La niña ya había sufrido los malos tratos del padre y, en una ocasión, los golpes le habían provocado la rotura de una pierna.

Francisco Javer Cervera de Marcos, padre de la víctima, declaró en un primer momento que había llegado a la capital con la familia para pasar las fiestas de San Isidro. Esa noche, dijo, habían dado un biberón a la niña, de nombre Francesca, y después la habían bañado.

Según esta versión, al tratar de sacarla de la bañera, se le escurrió de las manos y la pequeña se golpeó en el estómago. Vomitó y comenzó a respirar mal hasta que dejó de hacerlo. El padre aseguró que entonces bajó a la cafetería y trató de llamar a los servicios de urgencias, pero no le cogieron la llamada, por lo que acudió a la recepción del hotel.

Cuando llegaron los facultativos del Samur-Protección Civil, la niña ya estaba muerta y presentaba rigidez cadavérica. El forense descartó en primera instancia la muerte accidental dado el golpe en la cabeza. Al día siguiente, la autopsia reveló que las lesiones de la niña eran "de etiología homicida". Los padres fueron detenidos por los agentes del grupo V de Homicidios.

Cuando tras la detención la policía interrogó al padre, éste se declaró como el autor material de la muerte, según fuentes del caso. Reconoció que había matado a golpes a su hija ante la mirada de la madre, que intentó evitarlo. No paraba de chillarle que la dejara. Cuando terminó de golpearla contra la pared, Francesca estaba inmóvil en el suelo. La madre la metió en la bañera y la mojó para intentar reanimarla, pero no sirvió de nada.

La policía descubrió que la niña ya había sufrido la rotura de una pierna y que había tenido que ser escayolada. El padre dijo en aquel entonces que la pequeña se había caído del carrito. Sin embargo, el jueves declaró ante los agentes de Homicidios que la fractura se la había producido él mismo "al arrojarla contra la pared". La madre, Ionela B., de 20 años y nacionalidad rumana, ha quedado en libertad.

Francisco Javier Cervera cuenta con 11 antecedentes policiales por delitos contra la propiedad (robos), tráfico de drogas y malos tratos en el ámbito familiar. En 2000 fue denunciado por agredir a su madre, que es invidente, según fuentes policiales.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS