Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El urbanismo salvaje | Elecciones 27M

La sombra de El Pocero domina Seseña

Los tres grandes partidos compiten con una formación independiente que despierta recelos

Seseña era un municipio desconocido hasta que el descomunal proyecto del constructor Francisco Hernando, El Pocero, lo situó en el mapa de las aberraciones urbanísticas. Hoy, todo el mundo ha oído hablar del enorme complejo de ladrillo y cemento que se levanta en un secarral toledano, apenas a 40 kilómetros de la capital de España.

El polémico proyecto ha dado pie a una legislatura salpicada de denuncias y dimisiones, además de provocar crisis internas en el PSOE y el PP y una investigación de la Fiscalía Anticorrupción. El proyecto de El Pocero, avalado por el Gobierno autónomo socialista que en su día presidió José Bono, supone edificar 13.508 viviendas repartidas en 280 bloques de 10 plantas. Este complejo ha sido una pesadilla para los políticos regionales y locales. Y la sombra de El Pocero, sin duda, planeará sobre las urnas el día 27.

El PSOE y el PP han renovado a todos sus candidatos; IU mantiene al actual alcalde

El todavía alcalde Manuel Fuentes Revuelta (IU), que

ha sido el principal ariete contra El Pocero, repite ahora como cabeza de lista de su formación. Aspira a obtener el voto del electorado de izquierdas molesto por la macrourbanización que se erige ya como un monstruo de hormigón en medio de la nada.

Parafraseando a Miguel de Cervantes, el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, declaró hace seis meses: "Seseña es uno de esos lugares de cuyo nombre me apetece poco acordarme". No es extraño, teniendo en cuenta que el proyecto de El Pocero ha manchado de sospechas a sus compañeros de Seseña y obligó al PSOE a disolver la agrupación local. La Comisión Ejecutiva Federal forzó hace tres años la disolución de la Agrupación Socialista de Seseña.

El PSOE de Toledo ha designado a Luis Domínguez Iglesias, ex dirigente de una asociación vecinal, como candidato a la alcaldía. Domínguez, que encabeza una lista en la que todos los nombres son nuevos, ha dicho que su proyecto es hacer de Seseña "un modelo de referencia en la zona como ciudad de servicios".

María Dolores de Cospedal, presidenta del PP castellano-manchego y ex consejera de Transportes de Madrid, ha decidido meter el bisturí y renovar por completo a su equipo en Seseña. Cospedal no quiere a nadie que pudiera estar contaminado por El Pocero y su proyecto urbanístico, que ella no duda en calificar de horroroso. Por eso, ha designado cabeza de lista para el 27 de mayo a Carlos Velázquez, director de una oficina bancaria, que previsiblemente no podrá votarse a sí mismo porque no está empadronado en Seseña.

Además de los tres partidos nacionales (PSOE, PP e IU), a las elecciones municipales concurre una nueva formación, como se rumoreaba en el pueblo desde hace varios meses. Se trata de Unión de Ciudadanos Independientes de Toledo (UCIT), que se define como "un partido político con especial interés en la transparencia de la gestión municipal". Pero el actual regidor, Manuel Fuentes, replica sin titubeos: "Es la candidatura de El Pocero. La prueba es que recientemente ha hecho un gasto enorme en invitar a los empresarios y amigos de este constructor".

El puesto número uno de la lista de UCIT por Seseña lo ocupa Soledad Vozmediano Rodríguez, de 38 años, madre de hijos, monitora de gimnasio, vinculada a los movimientos asociativos de madres y padres de alumnos y actual presidenta del AMPA del instituto Las Salinas. Su partido se presenta en otros 12 pueblos de la provincia de Toledo.

Vozmediano se define como independiente, "ni de izquierdas, ni de derechas". Cuando se le pregunta por el espinoso asunto de la macrociudad de El Pocero, afirma: "Nosotros entramos nuevos. No quiero opinar de lo que se hizo en la anterior legislatura. La macrociudad se va a construir y habrá que entregar los pisos. La construcción ya está muy avanzada y se tendrá que acabar. Eso sí, habrá que exigir que se den todos los servicios necesarios para que la gente que viva allí pueda hacerlo cómodamente. Esa será la lucha que este partido siga". Vozmediano no dice ni blanco ni negro, sino todo lo contrario.

Esta candidata independiente señala que su lista la integran personas de distintas ideas, aunque la mayor parte son antiguos militantes del PSOE en Seseña. Dos de ellos ocupan los números dos y cuatro de la lista.

Uno de los concejales socialistas que más apoyó el plan del constructor en el municipio fue Felipe Sancho. Éste asegura que se ha retirado de la política. Pero el alcalde, Manuel Fuentes, sospecha que no es así y que Sancho sigue siendo la mano derecha del controvertido constructor.

Algunos vecinos de Seseña recuerdan que Francisco Hernando ya fue relacionado hace 15 años con un partido de nuevo cuño -denominado Renovación Democrática- para intentar imponer sus criterios y sus intereses en el Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón (Madrid).

El controvertido constructor parece que no quiere hacer ruido en vísperas electorales. En cualquier caso, nadie en el pueblo duda de que el periódico gratuito La Voz de la Sagra es su órgano de expresión. En la contraportada de uno de los últimos números hay un anuncio a toda página: "Residencial Francisco Hernando. La vivienda que sí puedes comprar".

Los miles de pisos de Hernando están vacíos. Los primeros ocupantes no llegarán hasta fines del presente año. El Ayuntamiento ya ha sacado a licitación la construcción de los depósitos que albergarán el agua que precisan las nuevas viviendas. Después será necesario llevar allí el líquido desde el embalse de Picadas (cuenca del Alberche), en tanto en cuanto no esté hecha la conducción definitiva desde Almoguera (Guadalajara) hasta la comarca de La Sagra.

El Pocero y su polémica urbanización del Quiñón es uno de los asuntos de conversación de los vecinos de Seseña. Pero no el único. Hay muchos que están inquietos por el proyecto de una cantera de yeso -que el actual alcalde intenta ahuyentar- y por el gigantesco cementerio de neumáticos que se acumulan cerca del paraje donde se levantan las moles de cemento y ladrillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de mayo de 2007