Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Pasajes electorales | Elecciones 27M

Guitiriz, el matriarcado de la Terra Chá

Tres mujeres lideran las listas de PSdeG, PP y BNG en la localidad lucense, aunque su población más joven, según una encuesta, es machista a causa de la educación familiar

Paisajes electoralesHace siete años, Guitiriz organizaba su propia liga femenina de fútbol sala, con seis equipos de chicas que se enfrentaban en agosto. La sede de Caixa Galicia tenía una directora y los colegios, y el instituto, dependían también de mujeres. La comisión de fiestas, tradicionalmente masculina, estaba integrada por 10 señoras, y el club de fútbol masculino tenía ya una presidenta, Ana López, que ahora se presenta de quinta por la lista del PP.

Eso era cuando, en el Ayuntamiento, gobernaba la popular María José Vázquez, la primera alcaldesa que tuvo Guitiriz, hace 12 años, porque el partido que llevaba tanto tiempo en el poder acordó en una reunión darse un cambio de imagen. María José, que trabajaba por el PP "desde los 12, encartando propaganda y pegando sellos", entró en el partido de la mano de su padre (entonces presidente local y concejal) y alcanzó la alcaldía la primera vez que se presentó, cuando todavía no había cumplido los 30.

María José Vázquez: "Yo ya trabajaba por el PP, con la propaganda, a los 12 años"

Regina Polín: "En la anterior campaña, muchos hombres no me miraban a los ojos"

Así fue cómo Guitiriz, que siempre votaba al PP, se convirtió, por seguir haciéndolo, en un matriarcado. Un matriarcado a su pesar.

La farmacéutica es mujer, los negocios dependen casi todos de señoras y la presidenta del balompié sigue siendo una dama. Pero la última encuesta que hicieron en el instituto reveló que los chicos tenían ideas extremadamente machistas por la educación que recibían de sus familias. "El grado de machismo entre los chavales es sorprendente, aunque las chavalas lo son muchísimo más. Eso sí tiene delito", protesta Pilar Cruz, candidata a la alcaldía por el BNG.

Pilar es la primera alcaldable del Bloque en esta localidad, y en las elecciones, que aquí van a estar muy reñidas, tendrá que pelearse cada voto con sus otras dos rivales: la actual alcaldesa, Regina Polín, del PSdeG (aunque en 2003 se presentó por esta lista como independiente), y la anterior regidora local, María José, una fiel seguidora de Cacharro, que está convencida de que el cuestionado barón del PP no está detrás de Terra Galega.

Porque Terra Galega, en Guitiriz, tiene su propio candidato a la alcaldía. Jesús Veres era el tercero de Regina Polín, y durante los últimos cuatro años, según la actual alcaldesa, se convirtió en el elemento incómodo del grupo de gobierno. Veres es la única alternativa masculina, el único clavo al que los machistas pueden agarrarse, y como en estas elecciones no hay ganador claro, existe la posibilidad de que Guitiriz deje de ser un matriarcado después de 12 años. "Porque ese hombre sólo va a por la alcaldía", asegura la socialista.

"El resultado es impredecible, hay muchas porras por el pueblo", se sincera Pili Cruz buscando con la mirada el asentimiento de Polín en el despacho de la alcaldesa. "Ahora, en la corporación, estamos seis concejales del PSdeG, con el apoyo de uno del BNG, y otros seis del PP, pero con la llegada del nuevo partido puede pasar de todo", explica Regina Polín. "Porque Terra Galega es una cosa rara: Veres, el primero, iba conmigo; la segunda estaba con el PP; y el tercero era del BNG, y así hasta completar su lista" paritaria.

Ninguna de las tres candidatas creen en la Ley de Igualdad. "A mí", reconoce la alcaldesa, "lo estrictamente legalizado me parece absurdo. En mi caso, cuando elaboré la lista, tuve problemas para descartar mujeres. ¿Cómo les dices a chicas que están preparadísimas que se quedan fuera porque sus puestos tienen que ser ocupados necesariamente por hombres?"

María José, que también es diputada provincial, está convencida de que el hecho de que se presenten tres candidatas "se ve más raro fuera del pueblo que dentro". Regina, por su parte, reconoce que incluso en el PSdeG lucense la tratan de forma diferente por ser mujer: "En las reuniones, soy la niña mimada. Piensan que tienen que cuidarme, que soy frágil, pero les estoy demostrando lo contrario".

El candidato socialista en Guitiriz era desde hacía tiempo el marido de Regina, Antonio Pérez. En las pasadas elecciones, el PSdeG lo sustituyó por su señora para competir contra la alcaldesa del PP. La estrategia resultó. Tanto, que Guitiriz tuvo por primera vez un gobierno de otro color. Durante la campaña, Polín recuerda que "muchos hombres" no la miraban "a los ojos": "Yo les preguntaba, y ellos respondían a mis compañeros". Sin embargo, aquí donde "las mujeres juegan al tute en una asociación porque los bares son de los hombres", le votaron.

"Al final, en este ambiente, si nos presentamos es porque somos decididas", concluye Pili Cruz. Y el señor Antonio, un vetusto vecino que mata la tarde paseando la acera del consistorio, le da la razón: "As mulleres son máis seguras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007