Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Elecciones 27M

763 promesas para "vivir" Madrid

Alberto Ruiz-Gallardón, candidato del PP al Ayuntamiento, presenta un programa electoral "más cercano a los ciudadanos"

En el corazón de la sede central de su partido, en la calle de Génova, en una sala de prensa ultramoderna, el candidato del PP a la alcaldía de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, desbrozó ayer las líneas maestras de su programa electoral con el que concurrirá a los comicios del próximo 27 de mayo, resumidas en un documento de 551 páginas. Exultante, no tanto por el resultado del debate del pasado jueves en Telemadrid, sino por las primeras encuestas. El nuevo programa contiene 763 promesas, cuyo cumplimiento podrá ser valorado a través de un programa operativo de gobierno. "Es cualquier cosa menos un programa conservador, en el sentido sociológico del termino. Queremos cambiar las cosas para mejorarlas", anunció Ruiz-Gallardón, quien insistió en que "es un programa radicalmente nuevo, que no hubiese sido posible sin el anterior", y agregó: "Es la hora de vivir Madrid".

- Vivienda. El alcalde prometió que si gana las elecciones iniciará la construcción de 4.000 pisos en régimen de alquiler para menores de 30 años a 200 euros mensuales. Además, se iniciarán otros 4.000 pisos para alquiler pero con opción de compra para menores de 35 años. Éstos podrán beneficiarse de una subvención del 20% del alquiler de las viviendas obtenidas a través de la Empresa Municipal de Vivienda (EMVS). La rehabilitación de vivienda es el gran reto del PP, con planes en diferentes barrios, entre ellos el entorno del Manzanares.

- Servicios sociales. Los esfuerzos populares en esta área se centrarán en dos ejes fundamentales: centros de mayores y escuelas infantiles. Gallardón promete construir 51 nuevas escuelas infantiles para niños de cero a tres años. Su programa también recoge 20.000 nuevos servicios de ayuda a domicilios para mayores y duplicar las plazas en centros de día hasta las 8.300. El equipo de Gallardón debe tener buenas previsiones porque se ha comprometido a que dentro de seis años (la legislatura dura cuatro) la ciudad cuente con 127 centros de día para mayores, uno por barrio.

El plan, coordinado por Juan Bravo, concejal de Hacienda, incluye la creación de cuatro unidades móviles del Samur Social y la puesta en marcha de 10 nuevos equipos de calle. Para los inmigrantes, el PP, tiene previsto iniciar la enseñanza de español y para los extranjeros adultos ofrecer formación en normas básicas de convivencia. En materia de igualdad, el programa popular ofrece ampliar la red de agentes de igualdad hasta 62, antes del fin del mandato, y construir cinco centros de atención social a mujeres, para una ciudad con 1.672.000 madrileñas.

- Seguridad. Ruiz-Gallardón está empeñado en que el Gobierno central le ceda las competencias para que el alcalde pueda coordinar todas las fuerzas y cuerpos de la seguridad de la ciudad, como sucede en Nueva York. Entre sus objetivos, está reducir la criminalidad un 10% en la capital. Para ello, Ruiz-Gallardón se compromete a incrementar la policía de barrio y poner en la calle 1.500 policías más, unas 750 patrullas más.

- Urbanismo y medio ambiente.

El grupo popular instará al Ministerio de Fomento a que reduzca el impacto acústico en los alrededores de la M-40, que será ampliada por el Gobierno central, a través de pantallas o soterramiento de aquellos tramos más contaminantes. Por eso, Ruiz-Gallardón también se ha comprometido a instalar pantallas acústicas en las grandes vías de circulación dependientes de la ciudad. Para contribuir a la creación de energías limpias, los populares proponen instalar parques solares, junto a las plantas de tratamiento de aguas. Ruiz-Gallardón se ha comprometido a plantar 1,5 millones de árboles para suplir a los cerca de 20.000 que ha tenido que talar durante las obras.

El principal proyecto urbanístico de Ruiz-Gallardón para la próxima legislatura es la recuperación de la ribera del Manzanares, donde se proyecta una playa en Arganzuela. Crear un gran parque en esta zona provocará obras en siete distritos. El alcalde no se olvida del plan de reforma del eje Prado-Recoletos, con el que pretende ampliar las aceras y reducir el tráfico de coches en la zona. Como anunció hace unos días en la precampaña, Ruiz-Gallardón pretende crear en la Gran Vía un gran eje cultural, lo que supondrán obras durante al menos seis meses.

La idea del alcalde de construir una gran estación de paso en El Abroñigal también está recogido en su plan. La apuesta en movilidad es la reforma de las líneas de autobuses municipales. Ruiz-Gallardón ampliará la red e invertirá cerca de 300 millones en ella. Respecto a los parquímetros, aseguró rotundo que no habrá más ampliaciones.

No a la tala en el Prado

El programa electoral de Alberto Ruiz-Gallardón recoge como actuaciones del plan especial del eje Prado-Recoletos la terminación de "los trabajos de redacción y tramitación del plan especial en base a las alegaciones". Este proyecto lleva en la recámara más de cuatro años. El plan fue aprobado inicialmente en 2003, por todas las fuerzas políticas (PP, PSOE e IU) bajo el mandato del alcalde José María Álvarez del Manzano. Pero hace un año, Gallardón se tuvo que retirarlo ante la contestación pública, ya que éste afectaba a 129 árboles del paseo. Ayer, Gallardón aseguró que no talaría ningún ejemplar. "No es necesario talar ni un sólo árbol del eje", dijo.

El PP regional incluye en su programa que: "Se respetará todo el arbolado del eje Prado-Recoletos". Tras el acto de presentación de su plan electoral, Esperanza Aguirre comentó que la baronesa Thyssen sabe que ella está en su bando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 2007

Más información