Los empresarios ven la inmigración como una parte del progreso económico

"La inmigración es un acontecimiento positivo y no un problema". Ésta es la conclusión a la que llegaron los asistentes a la mesa redonda Inmigración, una oportunidad para el progreso de la empresa, celebrada el pasado miércoles en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). El acto, organizado por la Fundación Empresa y Progreso, fue presentado por Josep Maria Tremoleda, patrón de la asociación, quien aseguró que los inmigrantes son una solución. "Las empresas estamos volcadas en el progreso y la oferta local no es suficiente".

Antonio Argandoña, profesor de Economía, calificó de "positivo" el impacto de la inmigración en la empresa catalana y aseguró que "no vienen a comerse el pan de nuestros hijos, como suele decirse". En este sentido también se expresó Josep Ramoneda, director del CCCB, quien consideró el fenómeno de la inmigración como "un feliz inconveniente".

Anna Cabré, demógrafa, aseguró que la inmigración es "una revolución cualitativa" y apuntó como ejemplos la recuperación del pequeño comercio y la ampliación de la diversificación de la demanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50