Fútbol | Internacional

Van der Sar para un penalti al City y el United está a un paso del título

Darius Vasell, ariete del Manchester City, no miró hacia ningún lado. Sólo, hacia delante. Van der Sar, portero del Manchester United, le aguantó la mirada, pero se tiró a la derecha cuando el delantero lanzó el penalti por el centro. Parecía gol, pero no. El internacional holandés estiró las piernas y repelió el cuero. La parada, en el último resuello del duelo, otorgó el derby y la victoria a domicilio (0-1) al United, que está a un paso de ganar la Premier: si vence o empata con el Chelsea en Stamford Bridge o gana en su feudo al West Ham, o si el Chelsea empata o pierde uno de los tres choques pendientes -hoy ante el Arsenal y después con United y Everton.

El United, apagados Giggs y Rooney, se remitió a Cristiano Ronaldo, elegido recientemente por los periodistas el mejor deportista del año. Así, Ronaldo hizo de las suyas y, en una de ésas, Ball cometió penalti que el propio portugués se encargó de transformar. Una losa para el City, que esta semana vio cómo Dabo denunciaba en comisaría al compañero de vestuario Barton por una agresión -el club le ha sancionado con dos partidos-. Sin más sobresaltos, se llegó al siguiente penalti, un piscinazo de Ball. Van der Sar lo paró y el United está a un paso de ganar la Premier. Aguarda al Chelsea. "No veré su partido ante el Arsenal porque voy a jugar al golf", soltó irónico Alex Ferguson, el técnico del United.

Más información
Rafa, 'the champion'

El Liverpool, por su parte, acusó la resaca de la Champions y perdió en casa del Fulham por 1-0.

El Bayern, sin 'Champions'

En la Bundesliga, la policía detuvo a 80 aficionados después de un enfrentamiento entre seguidores del Bayern Múnich -no jugará la Champions tras empatar con el Borussia Mönchengladbach (1-1), último clasificado- y del Nuremberg en un restaurante de autopista. A falta de dos jornadas, el Schalke sigue líder después de ganar al Nuremberg (1-0). El Stuttgart es el segundo, a un punto, tras derrotar al Mainz (2-0). El tercero es el Werder, a cinco puntos, antes de jugar hoy con el Herta. En Grecia, el Panathinaikos de Víctor Muñoz perdió la final de Copa contra el Larissa (1-2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS