Entrevista:VÍCTOR BRAVO | Senador peneuvista

"No voy a dimitir. Estoy limpio como la patena"

Víctor Bravo (San Sebastián, 1954) es senador del PNV por Guipúzcoa desde 2004. Director general de la Hacienda foral entre noviembre de 1991 y el 4 de julio de 2003, es hermano de José María Bravo, uno de los imputados en la trama que supuestamente malversó al menos tres millones de euros entre 1995 y abril de 2004 en la oficina de Hacienda de Irún. Un total de 128 de los 132 expedientes irregulares descubiertos por la fiscalía corresponden al periodo en que Víctor Bravo dirigió la Hacienda guipuzcoana. Su hermano entró a trabajar en la oficina de Irún en 1990, cuando el actual senador fue nombrado jefe del servicio de Recaudación.

Pregunta. ¿Qué opina del caso de la Hacienda de Irún?

"Si hay que buscar responsabilidades políticas, que sean todas, también de la actual Diputación"

Respuesta. Creo en la inocencia de mi hermano y le voy a defender a muerte. Que decidan los tribunales, aunque yo tengo nula confianza en la Administración de Justicia.

P. El fiscal denuncia que las anomalías se produjeron entre 1995 y 2004.

R. Yo no me lo creo. Es mentira, es falso. Además, habrá que ver quién tiene responsabilidades políticas, porque el máximo responsable de recaudación y de las oficinas tributarias en toda mi época era el actual diputado para la Calidad, Peru Bazako. El primero que tendrá que responder es él, [hoy] brazo derecho de [Joxe Joan González de] Txabarri. Bazako, Txabarri y [Juan Joxe] Mujika [actual diputado para la Fiscalidad] tendrán que responder por todo el periodo posterior a 2003.

P. ¿Y quién va a responder por el periodo anterior?

R. En ese periodo no hay una sola irregularidad. Conozco a las personas que llevaban la gestión y son profesionales de primera fila.

P. ¿El PNV se ha puesto en contacto con usted por este caso?

R. A mí me preguntaron si tenía algo que ver con este asunto y les dije rotundamente que no. No tengo ninguna responsabilidad penal. Y política, habrá que ver si hay indicios racionales. ¿Dimitir? Ni por un cortijo. No tiene ni pies ni cabeza.

P. Si se lo pide su partido...

R. El partido no me lo va a pedir. Yo dependo del EBB y allí rindo cuentas. Para eso, yo tendría que estar implicado en el tema. En ese caso, no les daría ni la posibilidad. Antes dimitiría, pero no habiendo nada, no voy a ceder yo. ¿Para aparecer como un culpable?

P. ¿El PNV le ha pedido que deje su cargo en el Senado?

R A esa pregunta no le voy a responder. Yo he tenido reuniones en el EBB. Estoy limpio como la patena.

P. ¿Por qué no responde a esa pregunta?

R. Creo que no debo de entrar en ese juego que están esperando los enemigos. ¿Ibarretxe tiene que dimitir porque ha sido procesado? Dimitir, ¿por qué?, ¿porque se hizo algo mal en mi época? Pero si yo lo niego... No puedo dimitir a priori, antes de saber si hay indicios. ¿Estamos locos o qué? Yo estoy aquí defendiendo el honor de una persona que es inocente.

P. ¿Tiene previsto reunirse con la dirección de su partido?

R. Esperaré a que me citen. Si yo tengo alguna responsabilidad política, porque de otro tipo en absoluto, por supuesto que lo dejaría voluntariamente, pero no tengo ninguna responsabilidad política en absoluto. Ojo, yo quiero saber lo que pasa con los demás: qué pasa con el que era jefe del servicio y el diputado Peru Bazako, con el diputado Mujika y con el diputado general. Y qué pasa con el que era director de Finanzas, Juan Romero, a quien competía la inspección, la intervención y el control de ingresos. En mi periodo, hasta la información que yo tengo, no hay absolutamente nada. Responsabilidades políticas sí, pero también de la actual Diputación.

P. De los 132 expedientes irregulares, 128 corresponden a su etapa en Hacienda.

R. No me lo creo. Eso no puede ser cierto.

P. Lo dice el fiscal.

R. Tendría que pedir explicaciones al jefe del servicio y al de la oficina tributaria correspondiente, porque son los que controlan esos expedientes. Esos expedientes van a quedar aclarados, lo digo con absoluta certeza. Me apuesto lo que sea que esos expedientes no son irregulares.

P. ¿Teme las presiones de su partido?

R. Esta misma mañana he recibido su apoyo desde Bilbao, porque saben que no tengo nada que ver. No me han presionado, sino todo lo contrario. Me han dicho: "Tú tranquilo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de mayo de 2007.