Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de modelos, coincidencia de cifras

La batalla no ha hecho más que comenzar. En plena campaña electoral, ante la proximidad de las elecciones autonómicas del 27 de mayo en las que el PP se juega su cuarta reelección al frente de la Generalitat Valenciana o su salida del poder, el baile de cifras es ya una constante habitual. El Ejecutivo de Francisco Camps respondió ayer, de forma inmediata, al informe sobre el estado de las construcciones escolares presentado públicamente ayer, en rueda de prensa, por las 15 organizaciones sociales y sindicales que piden "un cambio de rumbo en la política educativa". En el comunicado, la Generalitat afirma que "ha duplicado la inversión en educación en los últimos 12 años". No obstante, ratifica en la práctica las grandes cifras del informe de obras escolares elaborado por la federación de padres de alumnos FAPA-Valencia.

"El nuevo impulso del Plan CreaEscola contempla la ejecución de 424 centros más" y que "en estos momentos el 50% de las obras en marcha, es decir de las 424 actuaciones previstas, un total de 208 se encuentran en algún momento del proceso de ejecución", reza parte del comunicado remitido por la Generalitat a los medios, en el que también ratifica que "cuenta con una inversión de 1.390 millones de euros". La explicación oficial se alinea, pues, con una precisión cuasi milimétrica -y no por ello menos insólita- con las grandes cifras contenidas en el informe publicado por este periódico (ver 03-05-2007).

Es más, respecto al grado de ejecución del primer mapa escolar aprobado bajo el primer ejecutivo popular que presidió Eduardo Zaplana, el Consell de Camps, afirma: "Respecto a las infraestructuras educativas, el mapa escolar ha ejecutado 445 obras con un importe de 1.817 millones de euros".

De nuevo, lo que parecían "peras" para unos y "manzanas" para la oposición, cuadra prácticamente en todo, según el comunicado del Consell. La diferencia es que, según la cronología de FAPA, el mapa escolar pasó de tener una inversión inicial de 1.000 millones de euros, a 1.500 y finalmente a 1.800, según la Sindicatura de Cuentas de 2005. Y, según la Generalitat no es un problema de "sobrecostes", sino de que "el mapa escolar de 1996 se amplió a 388 actuaciones en 2000 y a 445 en 2002". Guerra de modelos, coincidencia de cifras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de mayo de 2007