Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La situación del País Vasco

De Juana sale a pasear por los alrededores del hospital por indicación médica

El miembro de ETA Iñaki de Juana Chaos ya sale a pasear a pie con su novia, Irati Aranzabal, por el exterior del hospital Donostia de San Sebastián, donde cumple su prisión atenuada. Las salidas en la última semana se han producido por la noche y en todo momento el etarra ha estado protegido y vigilado por varios agentes de la Ertzaintza. Estas salidas, siempre bajo estrecha vigilancia policial, están aconsejadas por el equipo de tres médicos que atiende a De Juana que se recupera, en el citado centro hospitalario, de la huelga de hambre que realizó en protesta por su condena en la Audiencia Nacional de 12 años y siete meses por amenazas terroristas, pena que posteriormente rebajó a tres años el Tribunal Supremo.

Las últimas salidas al exterior del hospital Donostia de San Sebastián que este periódico ha podido contrastar se produjeron los pasados miércoles, jueves, además de ayer. En todas ellas, Iñaki de Juana ha estado acompañado por su novia y vigilado por un dispositivo de la Ertzaintza, cuerpo policial encargado de su custodia desde que fue trasladado a San Sebastián procedente del hospital Doce de Octubre de Madrid. Junto a estas salidas, De Juana también realiza ejercicios en el gimnasio del centro para recuperar masa muscular.

Órdenes de no discutir

Fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciaras confirmaron que De Juana ha alcanzado ya los 70 kilos de peso. El ex jefe del comando Madrid de ETA llegó a pesar durante su huelga de hambre 56 kilos.

Los agentes que lo custodian tienen órdenes estrictas de no tener ninguna discusión con el recluso. El pasado jueves hubo un cambio en su rutina de salidas y los agentes optaron por suspender la que tenía prevista. De Juana protestó. Llegó incluso a pedir el número a los ertzainas y finalmente solicitó hablar con su abogado. Los agentes, a su vez, consultaron con la jefatura y finalmente se les ordenó que cumplieran el protocolo de actuación, que incluye no mantener discusiones con el interno. Ese día la salida se produjo finalmente aunque comenzó unos 20 minutos tarde.

El régimen de salidas "por las inmediaciones del hospital" está incluido en el protocolo de seguridad que manejan los agentes vascos. La duración de estos paseos ha ido aumentando desde la media hora inicial hasta los 60 minutos que duran ahora. Fuentes de Instituciones Penitenciarias indicaron que estas salidas "forman parte del plan de recuperación médico" que tiene de Juana Chaos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de abril de 2007