El sector sanitario cuestiona la reforma del Instituto Catalán de la Salud

Representantes del sistema de salud catalán cuestionaron la semana pasada en una comisión parlamentaria el anteproyecto de ley de reforma del Instituto Catalán de la Salud (ICS). La intención del Gobierno es transformar la entidad -que gestiona ocho grandes hospitales y el 80% de los ambulatorios públicos en Cataluña- en una empresa pública. El anteproyecto prevé que el ICS tenga un director gerente y un Consejo de Administración nombrado por el Gobierno.

Los sindicatos mostraron su inquietud ante la reforma. "Hay que adecuarse a los nuevos tiempos, pero eso no pasa por la conversión en empresa pública", dijo Dolors Llobet, de CC OO. Frederic Monell, de UGT, coincidió en que el cambio de naturaleza jurídica del ICS "no está justificado". Ambos rechazaron que la ley permita al ICS contratar personal funcionario, estatutario y laboral. "La coexistencia de tres tipos de personal con condiciones diferentes no es la mejor manera de favorecer la implicación de los profesionales", indicó Luisa Montes, de la Federación de Sanidad de CC OO.

Garantizar la seguridad

Los dos sindicatos apuestan por la contratación de personal estatutario -que son fijos como los funcionarios, pero están regidos por una ley estatal de 2003- para garantizar la seguridad y flexibilidad laboral. De la misma opinión son Metges de Catalunya y el sindicato de Enfermería SATSE. La reforma "hace especial daño porque parece que los profesionales no hemos sido eficientes en nuestro trabajo", manifestó Patricio Martínez, secretario de Metges de Catalunya. La transformación en empresa pública permitirá al ICS, entre otras cosas, la posibilidad de endeudarse. En opinión de la responsable de servicios jurídicos de SATSE, Yolanda Puigrós, la finalidad del ICS es garantizar la salud de las personas y, por tanto, el instituto no debe someterse al criterio de rentabilidad y productividad de la empresa privada.

El sector también se mostró preocupado por la futura representación de los profesionales sanitarios en el Consejo de Administración que plantea la reforma. "En los órganos de participación debe haber representantes de los trabajadores y una representación dirigida solamente a los profesionales sanitarios", expuso Montserrat Piedrafita, de SATSE.

Jaume Padrós, secretario del Colegio de Médicos de Barcelona, planteó que hay que buscar "elementos imaginativos" para introducir la gestión privada y hacer competitivo el ICS. Además, propuso la existencia de un consejo general, un consejo del ICS y medidas de autogestión en los centros. La Coordinadora de Usuarios de Sanidad pidió que se dé prioridad a la participación ciudadana, mientras que el Consorcio Hospitalario de Cataluña valoró la apuesta del ICS por la descentralización territorial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción