Los extranjeros censados superan ya a la población autóctona en 15 municipios

Pueblos de la Vega Baja y la Marina Alta tienen entre un 74 y un 50% de residentes foráneos

Ya son quince los municipios valencianos en los que la población censada de origen extranjero supera a la española. Todas estas localidades están en la provincia de Alicante y se localizan, principalmente, en las comarcas de la Vega Baja y Marina Alta, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El 73,9% de las personas censadas en San Fulgencio es extranjera; en la misma comarca la segunda población con mayor número de población foránea es Rojales con un 69,4%, y a continuación figuran un puñado de localidades como Benitatxell, Llíber, Teulada, San Miguel o Els Poblets.

El 73% de los censados en San Fulgencio y el 69% en Rojales son extranjeros, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística
El Eurostat calcula que en el año 2030 la Comunidad tendrá un millón más de habitantes debido al fenómeno migratorio
Más información
Orihuela acoge hasta un centenar de nacionalidades

El fenómeno comenzó hace décadas y no cesa. Si hace unos años una pequeña población del interior de la Marina Alta, como Benitatxell, era la única en la que había más extranjeros que españoles censados, ahora ya son quince los municipios en los que la población foránea supera a la autóctona.

Un conglomerado de nacionalidades y de lenguas se va configurando en estos pueblos. Unos llegan de los países del Este, América Latina o África en busca de trabajo, y otros del centro y norte de Europa, vienen en busca del sol y la playa para disfrutar apaciblemente de su pensión.

Según los datos del INE recogidos en la última memoria publicada del Tribunal Superior de Justicia, estos quince municipios están todos en la provincia de Alicante. La localidad con mayor proporción de extranjeros es San Fulgencio, donde ya un 73,9% de sus habitantes. En segundo lugar, se sitúa la localidad de Rojales con un 69,4% de población foránea. Las dos poblaciones están en la Vega Baja y tienen residentes europeos jubilados, pero sobre todo inmigrantes jóvenes que vienen a trabajar y que proceden del Este de Europa, norte de África o América Latina.

La otra red de pueblos interculturales está ubicada en la Marina Alta y allí la mayoría son pensionistas que provienen del centro y norte de Europa. El Poble Nou de Benitatxell tiene un 64,6% de extranjeros censados, en Llíber alcanzan un 63,7%; en Teulada, un 61,9%; en San Miguel de Salinas, un 60,1%; en Els Poblets, un 60,1%, y en Calp ronda el 59,7 %.

En las poblaciones de Algorfa, Alcalalí, Benifójar, L'Alfàs del Pi, Xàbia, Hondón de los Frailes y Torrevieja la proporción de foráneos oscila entre el 50,3% y el 57,4%.

De los municipios españoles con más de 10.000 habitantes que tienen mayor porcentaje de extranjeros, los seis primeros son alicantinos: Rojales, Teulada, Calp, L'Alfás del Pi, Xàbia y Torrevieja. Excepto en esta última localidad, la mayoría de población extranjera proviene de la Europa comunitaria. Según esos datos, la Comunidad Valenciana es la segunda autonomía con una mayor concentración de extranjeros, con un 13,9 %, únicamente precedida por la de Baleares, que tiene una tasa de extranjería del 16,8%.

Las zonas de España con mayor proporción de inmigrantes son Madrid y su área de influencia, el arco mediterráneo y las islas, hasta el extremo de que prácticamente la mitad de todos los inmigrantes censados en España se reparten entre tres provincias, que son Madrid, Barcelona y Alicante. Según la proyección de población para los próximos años publicada por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), la Comunidad Valenciana tendrá en el año 2030 un millón de habitantes más que ahora, lo que representa un aumento del 7,3% de la población, basado en la inmigración.

La memoria anual del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana advierte asimismo de que los registros civiles podrían sufrir un "colapso" por el "significativo aumento" de los expedientes de nacionalidad y de matrimonio solicitados por inmigrantes y la "insuficiencia" de recursos para su tramitación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS