Análisis:BOLSASAnálisis
i

Escasez de compradores

La desconfianza de los inversores hacia los valores españoles no ha decrecido con el descenso de las cotizaciones, sobre todo en una sesión que, al menos en apariencia, da paso a un largo puente. El Ibex 35 cerró ayer en 14.403,60 puntos, con una pérdida del 1,42%, y amplió las ya numerosas dudas de inversores y analistas sobre el futuro inmediato del mercado.

Los analistas insisten en la explicación del movimiento lateral dentro de un segmento que oscila entre los 14.650 y los 14.400 puntos, pero sin descartar que en algún momento el índice pueda llegar hasta los 14.250 puntos. En esta última sesión el Ibex 35 bajó en algunos momentos hasta los 13.342,00 puntos.

El resultado semanal de la Bolsa española, con un 4,49% de descenso en el Ibex 35, indica muy claramente el ambiente que se respira en el mercado y que, aunque en principio afectó a los valores inmobiliarios, apenas ha hecho distinciones de tamaño o, simplemente, por expectativas o resultados trimestrales, que en general han sido bastante buenos.

Algunos inversores esperaban un rebote de las cotizaciones debido a la cuantía de las pérdidas acumuladas, pero la proximidad del puente disuadió a los posibles compradores, en parte porque también se esperaba una corrección del resto de los grandes mercados debido a las importantes plusvalías acumuladas en los últimos días.

El dato provisional del PIB de Estados Unidos para el primer trimestre, del 1,3% frente al 2,5% del trimestre anterior, confirmó el temor a un enfriamiento serio de aquella economía, ni siquiera frenados por la revisión al alza del índice de confianza de los consumidores que elabora la Universidad de Michigan. El Dow Jones volvió a conquistar un nuevo máximo de 13.120,94 puntos.

La contratación en el Mercado Continuo descendió hasta los 6.774,55 millones de euros, con 4.645,95 millones en el mercado abierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de abril de 2007.