Telefónica ultima la toma del 10% de Telecom Italia por 2.500 millones

La operadora española se alía con la banca italiana y Benetton para derrotar a Slim

Telefónica ultima la toma de control del 10% de Telecom Italia. La operadora se ha aliado con varios socios italianos (Mediobanca, Generali, Benetton e Intesa Sanpaolo) para constituir una sociedad que se hará a su vez con el 23% de Telecom Italia. El coste de la operación para Telefónica rondará los 2.500 millones de euros. De esta forma la empresa que preside César Alierta derrota a América Móvil, su gran rival latinoamericano, controlado por Carlos Slim, que también pujaba por la empresa italiana. Además, refuerza su presencia en Europa y en Brasil.

Más información

Puede que a la tercera vaya la vencida. En febrero, a la vez que Enel preparaba su desembarco en Endesa, Telefónica reconocía su intención de entrar en Telecom Italia aprovechando el interés del grupo Pirelli de abandonar el capital de la operadora, de la que controla el 18% a través de la sociedad Olimpia.

Pero a finales de ese mes, su presidente César Alierta, daba por congeladas las negociaciones. Dos meses después, América Móvil, su gran rival latinoamericano propiedad de Carlos Slim, se unía a la puja por Telecom Italia de la mano de la estadounidense AT&T. Y ahora ha obtenido la respuesta de Telefónica que ha tenido aliados italianos para hacer frente a Slim.

La operadora española ultima la toma de control del 10% de su homóloga italiana mediante una compleja operación financiera. Según fuentes de la negociación, Telefónica constituirá una nueva sociedad de la que poseerá el 40%, mientras que sus socios italianos tendrán el restante 60% con este reparto aproximado: Generali (25%), Benetton (15%), Intesa San Paolo (10%) y Mediobanca (10%).

La nueva sociedad se hará con el 100% de Olimpia, que aportará su 18% de Telecom Italia. Además, en la misma se integrarán las participaciones directas que tienen Generali y Mediobanca, hasta completar el 23%, convirtiéndose así en el principal accionista de la compañía.

Aunque un 10% de Telecom Italia vale en Bolsa unos 4.000 millones, el importe de la operación para Telefónica, una vez descontada la deuda de la sociedad holding, rondará los 2.500 millones de euros, e incluso podría ser menor que esa cantidad a falta de negociar los últimos flecos. Telefónica no quiso realizar ninguna declaración sobre esta operación.

De confirmarse la operación, Telefónica tendrá derecho a entre dos y tres puestos en el consejo de administración de Telecom Italia. Además se convertirá en socio industrial exclusivo, con lo que se producirían unas sinergias de hasta 2.000 millones de euros.

No obstante, ese desembolso no supondrá un crecimiento del endeudamiento de Telefónica, ya que será menor que los 2.860 millones de euros que obtuvo hace dos semanas por la venta de Airwave, la división de servicios de emergencia de la británica O2.

Telefónica gana además la partida a su gran rival Carlos Slim que, tras perder a su socio AT&T en la puja por Telecom Italia, anunció que estaba buscando socios italianos que le ayudaran en la operación. Entre ellos, se especulaba con Fininvest, la sociedad perteneciente al ex presidente Silvio Berlusconi.

Precisamente, una de las grandes ventajas de esta operación es que refuerza la posición de Telefónica en Brasil, donde Telecom Italia posee TIM Brasil, la segunda operadora del país tras Vivo, en manos de la compañía española y de su socio Portugal Telecom. Ambas operadoras no podrán unir sus fuerzas por problemas de competencia, pero Slim tampoco podrá optar a la compra de TIM Brasil.

Telecom Italia tiene presencia en ocho países del mundo, y cuenta con unos 32,4 millones de líneas de telefonía móvil y 8,7 millones de banda ancha en Italia, y 25,4 millones de celulares en Brasil.

Posible multa de la UE

Pero no todo son buenas noticias para Telefónica. La Comisión Europea estudia imponerle una multa por abuso de posición dominante en el mercado de acceso a Internet.

La Comisión le acusa de cobrar a sus rivales unos precios mayoristas muy cercanos a los precios finales para estrangular así sus márgenes de beneficio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50