Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MÚSICA

La 'suite' 'Iberia' según Cañizares

Juan Manuel Cañizares ha trasladado con rigor la partitura de la suite Iberia de Albéniz a la guitarra. El músico flamenco presenta su nuevo trabajo con una gira.

Siete años de silencio discográfico dan paso a la reaparición de Juan Manuel Cañizares en las tiendas y lo hace a lo grande con una obra mayor: la transcripción para guitarra de la popular suite Iberia de Isaac Albéniz. Un disco sin concesiones a la comercialidad flamenca al uso ni a la españolada para la exportación. El guitarrista vallesano afronta la partitura de Albéniz con el rigor y la profundidad de los escenarios clásicos y con el sentimiento y el, ¿por qué no llamarlo así?, duende del flamenco más jondo. (Suite Iberia, Albéniz por Cañizares está editado por Sony-BMG).

"He querido reflejar la admiración que Isaac Albéniz sentía por el flamenco y por la música andaluza", explica Juan Manuel Cañizares (Sabadell, 1966). "Cuanto más he ido profundizado en esta obra más acentos flamencos he ido descubriendo". La historia del disco comenzó a gestarse en 1991 cuando Cañizares formaba parte del grupo estable de Paco de Lucía, con el que realizó giras internacionales entre 1988 y 1998. Cañizares transcribió tres piezas de esta suite para el maestro de Algeciras, que las grabó como complemento a su versión del Concierto de Aranjuez. "En aquel momento me quedé a medias y tenía ganas de terminar el trabajo". Terminarlo ha significado tres años continuados de estudios y adaptaciones de los pentagramas originales y casi un año encerrado en el estudio de grabación para completarlo.

"Por supuesto no se trata de flamenco en el sentido estricto de la palabra, pero tiene todas las características de los diferentes palos y ritmos del flamenco", afirma el guitarrista catalán dejando clara su posición ya desde el primer momento. "En su vida nocturna de taberneo, Albéniz escuchaba mucho flamenco y, aunque nunca escribió flamenco, esas sensaciones se colaban en su música. Albéniz tampoco escribió nunca para guitarra, pero estudiando las partituras de Iberia encuentras muchos detalles de guitarra flamenca".

Cañizares califica su nuevo trabajo de "una gran aventura sin concesiones". "Todos los temas son largos, ninguno es radiable por completo, pero me da igual. Lo que yo buscaba era llegar a un público sensible a las emociones. Creo que Iberia abre muchas posibilidades. El flamenco ha evolucionado mucho rítmicamente pero muy poco armónicamente y podría hacerlo si aceptara los hallazgos armónicos que propone Albéniz. Es necesario que el flamenco se ensanche un poco. Sería interesante que los flamencos vieran las enormes posibilidades que ofrece el incorporar este tipo de cosas y pudieran evolucionar a partir de ellas".

A pesar de este giro más clá

sico, Juan Manuel Cañizares se sigue considerando un guitarrista flamenco, y en su inminente gira de conciertos piensa compaginar la presentación en solitario de este trabajo con nuevos temas flamencos acompañado por su grupo habitual. "El estado actual del flamenco es estupendo", afirma. "Hay mucha gente tocando cosas muy creativas, aunque creo que se podría apoyar más desde las instituciones. Si el flamenco hubiera nacido en Estados Unidos ahora estaríamos en todo el mundo al mismo nivel que el jazz. El flamenco es un arte admirado en todo el mundo, vayas donde vayas notas el respeto por esta música, pero todavía falta bastante ayuda para llegar a donde merecería estar".

Juan Manuel Cañizares es uno de los pocos guitarristas flamencos que antes de dedicarse profesionalmente a este arte cursó todos los estudios de música en el Conservatorio Municipal de Sabadell. Actualmente es profesor de guitarra flamenca en la Escuela Superior de Música de Catalunya (ESMUC). "El flamenco se enseña con el alma", afirma. "Hay métodos y es importante saber música. A mí me ha permitido comunicarme con mucha gente, pero lo más importante que intento inculcarles a mis alumnos es que nunca pierdan el sentido de la búsqueda y que tengan muy claro que nadie tiene la verdad absoluta". Cañizares, desde su posición docente, defiende que el flamenco haya entrado en la titulación universitaria, "es un gran paso hacia el futuro", aunque acepta que el título simplemente "sirve para poder dar clases", lo demás lo tienen que hacer solos, "buscando siempre cosas nuevas".

Juan Manuel Cañizares presentará Iberia en una gira que se iniciará el 30 de abril en Toledo, seguirá el 5 de mayo en Aranjuez, el 10 en Castellón y el 12 en Barcelona. Posteriormente se añadirán nuevas fechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 2007