Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP logra vetar un vídeo crítico con el Gobierno valenciano

La Junta Electoral prohíbe proyectar la cinta en ayuntamientos y universidades

La Junta Electoral de la Comunidad Valenciana amplió ayer, a instancias del PP, las limitaciones que el miércoles estableció para la difusión del vídeo Ja en tenim prou (Ya tenemos bastante), cuya proyección prohibió en ayuntamientos y entes dependientes de éstos, además de la Universitad de Valencia. Así, el filme, crítico con la gestión del PP, tampoco se podrá ver en otras universidades ni instituciones dependientes de la Generalitat, que la Junta no incluyó el miércoles.

La decisión del organismo que vela por la limpieza de las elecciones causó consternación en medios políticos de la oposición y universitarios, cuyos portavoces hablaban de censura y contraponían esa medida con la impunidad con la que el Gobierno valenciano de Francisco Camps (PP) utiliza la televisión pública Canal 9 para emitir mensajes a su favor y silenciar a la oposición.

Ayer por la mañana el PP pidió a la Junta Electoral que hiciera extensiva la prohibición de difundir la película a las universidades de Alicante, de Castellón y Politécnica de Valencia, así como a las dependencias de organismos vinculados a la Generalitat. Y la Junta le dio la razón, aunque olvidó hacer mención expresa a la Universidad Politécnica.

Los partidos de la oposición pidieron la nulidad de esta segunda resolución, por considerar que no era una ampliación de la del día anterior, sino una nueva, lo que les daba derecho a un plazo de alegaciones. Los partidos de la oposición y los impulsores de Ja en tenim prou mostraron su rechazo y calificaron la medida como un caso de "censura" y un "disparate" con los que el PP intenta "ocultar la realidad".

"Desalojar al PP"

Ja en tenim prou es un colectivo en el que participan profesionales del sector audiovisual, miembros de movimientos sociales y un nutrido número de artistas, activistas y asociaciones culturales cuyo objetivo es "promover el voto progresista para desalojar al PP de las instituciones".

El portavoz adjunto socialista en las Cortes Valencianas Andrés Perelló señaló que la pretensión del PP de evitar la difusión del vídeo "evidencia la catadura totalitaria" del partido que sostiene al Consell y supone un "evidente ataque frontal a la libertad de expresión y creación, y un intento claro de convertir toda la Comunidad Valenciana en un gran plató de Canal 9, donde sólo quepan las alabanzas" y esté prohibido "cualquier atisbo de crítica al gran timonel Camps".

Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal de Justicia valenciano y de la Junta Electoral valenciana, rehusó hacer declaraciones. A través de su gabinete, De la Rúa precisó que la Universitad de Valencia es una institución pública, como los colegios y otras dependencias, y que desde este punto de vista deben ser contemplados. Las mismas fuentes indicaron que es importante distinguir entre fuerzas políticas que sí pueden, según la Ley Electoral, hacer campaña, y organizaciones ciudadanas que no tienen reconocido ese derecho.

En cualquier caso, la decisión de la Junta a instancias del PP no hizo más que reafirmar a los impulsores de la iniciativa en la necesidad de llevarla adelante. Una decisión que puede provocar el efecto contrario al buscado; algo de eso se pudo apreciar por la tarde en la Societat Coral El Micalet, donde se proyectó la película entre gran expectación del público, informa Ignacio Zafra.

El caso de Ja en tenim prou contrasta con sus precedentes más inmediatos: el de los 32 cortometrajes que bajo el título genérico Hay motivo firmaron directores de cine en las semanas previas a las elecciones del 14-M, y el de Hay que echarlos, una serie de 25 cortos de diversos colectivos progresistas gallegos ante las elecciones de junio de 2005. El PP, que también gobernaba con mayoría absoluta en Madrid y en Galicia, no actuó de manera frontal contra estas iniciativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007