Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
APUNTES

La Católica hace una inscripción provisional para empezar Medicina en septiembre

La Universidad Católica San Vicente Mártir lleva semanas recogiendo de forma provisional los datos de aquellos interesados en empezar a estudiar la carrera de Medicina en septiembre. A pesar de que no existen posibilidades de que el centro privado propiedad del Arzobispado de Valencia cumpla los requisitos legales para poner en marcha la titulación en el curso 2006-2007, la universidad recoge los datos de quienes llaman al teléfono de reservas de plazas. Y se compromete a dirigirse a ellos "por orden" de llamadas "en caso de que se imparta".

La decisión del Consell, el mes pasado, de conceder una facultad de Medicina a la universidad del arzobispo Agustín García-Gasco levantó una formidable polémica en la comunidad académica. La práctica totalidad del resto de universidades, de carácter público y privado, denunciaron que el presidente Camps había roto las reglas del juego dictadas por la propia Generalitat. Todos los rectores guardan en un cajón la carta firmada por el director general de Universidades, José Capilla, en la que dictaba la prohibición de solicitar nuevas titulaciones en tanto no concluyera la reforma del sistema universitario del Gobierno, que sigue en marcha.

Las declaraciones del arzobispo, en las que aseguraba que en su facultad se formarán médicos "que sólo piensen en curar, nunca en matar"; y las de su rector, José Alfredo Peris, que anunció el alumbramiento de un centro de referencia en materia de "ética y bioética" católica extendieron la controversia más allá de los despachos académicos.

La carta del director general a los rectores no hacía más que trasladar un decreto anterior del Ejecutivo, que volverá a abrir la mano para la solicitud de nuevos títulos probablemente hacia finales de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007