Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat anuncia que cerrará hoy el repetidor de TV3 en el área de Alicante

Acció Cultural del País Valencià convoca una concentración como protesta

La Generalitat Valenciana ha anunciado que hoy cerrará el repetidor de TV3 en Alicante. El Gobierno de Francisco Camps, del PP, no ha dado tregua. Tres días después de que un juzgado de Alicante autorizara la entrada para ejecutar un expediente abierto porque TV3 emite su señal digital terrestre por una frecuencia que no le ha sido concedida, el Gobierno de Camps clausurará el repetidor, propiedad de Acció Cultural del País Valencià (ACPV). Esta asociación, con el apoyo de la oposición y entidades sociales, ha convocado una concentración de protesta.

El Consell ha anunciado la decisión cuando existe un recurso sobre su competencia en la materia en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, y a pesar de que otro juzgado, en este caso de Valencia, se pronunció en sentido contrario respecto al repetidor que emite TV3 en esa provincia y consideró que el cierre suponía una lesión al derecho a la información. Otro juzgado de Castellón tiene que decidir si autoriza o no la entrada en la propiedad privada que es la instalación del repetidor para clausurarlo en esa provincia.

La decisión de la Generalitat valenciana se produce cuando la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Industria han expresado su voluntad de alcanzar un acuerdo.

La oposición, los sindicatos, la sociedad civil y las universidades valencianas han criticado duramente la decisión de Camps. TV-3 emite en territorio valenciano desde hace casi 21 años y desde hace semanas vienen pidiendo un acuerdo. TV3 emite desde una frecuencia que no está ocupada y que no es ninguna de las que fueron fijadas por el Gobierno central para que después el Gobierno autonómico las adjudicara por concurso.

El Gobierno valenciano se ha mostrado intransigente con lo que considera una ilegalidad, de la que responsabiliza al Gobierno central. La juez de Valencia, en su escrito, consideró que la ilegalidad era fácilmente subsanable en la medida en que se concediera la licencia administrativa preceptiva.

Las reacciones políticas no se han hecho esperar, incluso desde el propio PP. Alberto Fabra, alcalde de Castellón, del PP, en su página web afirmaba ayer que acatará la resolución del juzgado de su provincia, pero que no tiene "ningún interés en que se calle una voz en nuestra ciudad". La oposición expresó ayer su rechazo a la decisión de la Generalitat. El candidato autonómico de Compromís pel País Valencià por Alicante y dirigente de EU, Lluís Torró, calificó de "cacicada" la intención del Consell y afirmó: "Al PP le molesta toda información que no se aproxime a sus planteamientos".

Tras la amenaza, sigue el diálogo

El consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Joan Manuel Tresserras, envió ayer por la tarde una notificación al portavoz del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, en la que reitera su disposición de mantener abierta la vía de la negociación política en la polémica sobre las emisiones de TV3 en Valencia. Según explicó a Europa Press un portavoz de la consejería, Tresserras y Rambla hablaron por teléfono ayer por la mañana y el consejero catalán remarcó el "compromiso" del Ministerio de Industria y la "buena disposición" de garantizar la reciprocidad de las dos televisiones. Asimismo, Rambla se puso ayer en contacto con el ministro de Industria, Joan Clos, quien también mantuvo una reunión con Tresserras para valorar el asunto.

El secretario de Medios de Comunicación de la Generalitat de Cataluña, Albert Sàez, por su parte, expresó su convicción de que hoy no se cerrará el centro reemisor de TV3 en la Sierra de la Carrasqueta, en Xixona (Alicante). Sàez, en declaraciones a Efe, afirmó ayer: "Tenemos que empezar a distinguir quién tiene credibilidad en este lamentable incidente y quién no la tiene".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007

Más información