Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pla y Marcos advierten sobre un crecimiento con pies de barro

Discrepancias sobre cómo gestionar de los servicios públicos

El candidato autonómico socialista Joan Ignasi Pla y la de Compromís pel País Valencià, Glòria Marcos, coincidieron ayer en que el crecimiento económico promovido por el PP tiene los pies de barro. "No somos los mejores del mundo ni los más prósperos como dice [Francisco] Camps", denunció el socialista. Pla y Marcos marcaron cierta distancia en la gestión de los servicios públicos.

Ambos políticos, llamados a entenderse si el PP perdiera la mayoría absoluta en las próximas elecciones, coincidieron en la fragilidad del crecimiento económico valenciano y en la necesidad de corregir el rumbo.

"Camps hace afirmaciones que no responden a la realidad. No somos los más prósperos ni los mejores del mundo ni los líderes del progreso", dijo Pla, que intentó desarmar el discurso triunfalista de Camps a golpe de magnitudes. Los valencianos han perdido un punto en términos de crecimiento del PIB respecto a la media española en cuatro años, hay un mínimo de 10 comunidades autónomas que están creando más ocupación que la valenciana, otras 11 crean empleo más estable, "mientras estamos tres puntos por encima de la media española en precariedad laboral".

El candidato socialista machacó a grandes rasgos las bases de su programa económico. Más conocimiento, menos cemento, apoyo a las empresas excelentes, inversiones en innovación tecnológica... "Debemos decidir si pasamos del pelotón a los puestos de cabeza en España, o si seguimos viviendo exclusivamente de la construcción, con el coste medioambiental que eso representa. El PP es difícil que cambie su modelo, por tanto hay que cambiar de gobierno", concluyó.

Para ese cambio de gobierno, la candidata Glòria Marcos defendió un modelo de fiscalidad progresivo. "Quitar los impuestos de donaciones y sucesiones", dijo, "supone restarle 178 millones de euros a los presupuestos públicos, el doble de lo que ahora invierte el Consell en vivienda pública". También propuso un cambio de fiscalidad, la racionalización del gasto, la reducción de la precariedad laboral en la Generalitat y el mantenimiento de la deuda "siempre que tenga rentabilidad social".

Marcos enfatizó la apuesta de Compromís por un sector público fuerte y ahí fue donde, a preguntas del auditorio -una mezcla de periodistas, estudiantes y profesores de la facultad-, ambos candidatos dejaron patentes algunas de sus diferencias.

El candidato socialista ya se ha manifestado contrario a eliminar las concesiones administrativas que el Consell del PP ha consolidado en sus años de gobierno. "La propuesta socialista es muy nítida y muy clara. Yo nunca he apostado por la consolidación de la fórmula mixta -en sanidad o educación, por ejemplo-, pero tengo que vivir con una realidad y los rescates concesionales son muy arriesgados y costosos para los ciudadanos. Los integraremos en el sector público con rigor. Pero no haremos un sistema concesional más", apostilló. La candidata de Compromís no desaprovechó la oportunidad e insistió en que el modelo de servicios públicos es reversible "y nosotros apostamos por sectores públicos, pero en serio", dijo dando a entender que su formación no está por perpetuar el actual sistema.

El posible pacto postelectoral entre estas dos formaciones tenía forzosamente que salir en el debate y así lo hizo. Al ser preguntados si, pese a las diferencias en sus programas, podrían llegar a entenderse, el candidato socialista afirmó que, si los ciudadanos deciden "apostar por el cambio", las dos formaciones de izquierda se sentarán a hablar y, según dijo, "somos personas con mucho sentido común y capacidad de diálogo". Marcos destacó que la coalición que encabeza será clave y agregó que las formaciones que la integran tienen "una cultura del acuerdo y de reconocimiento de la izquierda plural".

La silla vacía de Camps

La ausencia del candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, Francisco Camps, planeó sobre las dos horas que duró el debate. Francisco Tomás, rector de la Universitat, destacó la vocación abierta de la institución, de la que dijo "tiene la puerta abierta a quien quiera venir".

Trinidad Casasús, decana de Economía, explicó al comienzo que la Universidad invitó a los tres candidatos el pasado 1 de marzo, pero que Presidencia disculpó la presencia de Camps por tener otros compromisos. Según Casasús, la Generalitat ofreció la posibilidad de que otro alto cargo sustituyera a Camps -no precisaron quién, según la decana-, a lo que la institución se negó.

"Camps es un presidente ausente, incapaz de ir a la moción de censura que presentamos contra él, de celebrar el 25 d'Abril en las Cortes o de estar aquí hoy", dijo Pla. "Esto debería motivar a mucha gente a rebelarse contra esa manera de hacer política", añadió. Para Glòria Marcos, la ausencia de Camps fue "un feo gesto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007

Más información