Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso judicial contra Batasuna

Interior investiga casi 800 listas sospechosas, pero no encuentra a líderes de Batasuna en ANV

El Ministerio del Interior tiene por delante una tarea ingente que debe realizar en muy pocos días. La izquierda abertzale, sea tapadera o no de la ilegalizada Batasuna, se ha movilizado para presentar cerca de 800 listas electorales en el País Vasco y Navarra (véase gráfico) por distintas vías.

Por una parte hay más de 200 agrupaciones electorales impulsadas por Batasuna; otras 300 supuestamente independientes, y más de 200 candidaturas que ha conseguido formar Acción Nacionalista Vasca (ANV), un partido que no se presentaba a unas elecciones desde 1977.

Hay más de 300 plataformas que se presentan en Navarra y País Vasco sin vinculación aparente con Batasuna

Las agrupaciones que encabezan dirigentes de la formación independentista ilegalizada serán impugnadas

El ministerio anuncia que será más fácil impugnar listas determinadas de Acción Nacionalista Vasca que ilegalizar el partido

Interior deberá ahora comprobar si cada una de estas listas se ajusta a la Ley de Partidos o si, por el contrario, son tapaderas de la formación independentista ilegalizada por el Supremo y, por tanto, susceptibles de ser impugnadas para impedir que concurra a las próximas elecciones municipales y autonómicas.

El plazo para la presentación de candidaturas finalizó a las doce de la noche del lunes. Unas horas antes de ese cierre se presentaron cientos de listas. Las sospechas del ministerio del Interior se extienden sobre cerca de 800 candidaturas que aglutinan a más de 10.000 candidatos.

Batasuna consiguió movilizar para constituir las agrupaciones electorales que llevan como marca Abertzale Sozialistak -con el añadido del nombre por el municipio en el que se presentan- a más de 80.000 personas que estamparon sus firmas en la calle para apoyar esta iniciativa.

Hoy se hará pública la identidad de todas las personas que forman las distintas candidaturas sospechosas, aunque el Ministerio del Interior ya anticipó ayer que en las listas de Acción Nacionalista Vasca no se han encontrado nombres de dirigentes relevantes de Batasuna que pudieran permitir una impugnación ante el Tribunal Supremo para su ilegalización. Con este anuncio, Interior ya está sugiriendo que será muy complicada la impugnación de esas candidaturas debido a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre esta materia. En su última sentencia de 2005 contra agrupaciones sucesoras de Batasuna, el Constitucional señaló: "Este tribunal no puede admitir que se confiera relevancia alguna al hecho de que dos de las candidatas integradas en la agrupación hayan concurrido por los partidos ilegalizados a las elecciones municipales de 1983 y 1991 y lo hagan ahora en las autonómicas en puestos tan poco relevantes como los números 17 y 25".

Acción Nacionalista Vasca es un partido fundado en 1930, que se registró en el Ministerio del Interior en 1977 con unos estatutos donde se repudia la violencia y que sólo se ha presentado a las elecciones de 1977. Llevaba 30 años inactiva y, pese a ello, ha conseguido formalizar más de 200 listas en las tres provincias del País Vasco y Navarra.

El PP exige al Gobierno que ilegalice ANV con el argumento de que un partido sin estructura e inactivo en las elecciones celebradas en los últimos 30 años sólo ha podido conseguir candidatos para completar más de 200 listas con el apoyo de Batasuna y, por tanto, es una tapadera de la formación ilegalizada por el Tribunal Supremo.

El Ministerio del Interior está investigando a conciencia a esta formación política aunque, en función de los primeros resultados, ve más factible actuar contra listas determinadas de este partido porque están contaminadas con candidatos vinculados a Batasuna que promover la ilegalización de ANV en aplicación de la Ley de Partidos Políticos. Ahora bien, hasta ayer por la tarde apenas se había localizado a personas relevantes de Batasuna en sus listas. Arantza Santiesteban, integrante de la mesa negociadora que creó Batasuna para encargarse de la interlocución con los partidos políticos durante el proceso de fin dialogado del terrorismo, era la candidata más conocida por su vinculación con la formación independentista ilegalizada. Figura en la lista de 50 nombres que ANV ha presentado al Parlamento Navarro.

Otro caso distinto es el de las agrupaciones electorales que han promovido los principales líderes de Batasuna haciendo declaraciones públicas a favor de las mismas y sin ocultar que ellos las impulsan y representan. La investigación se hará provincia a provincia y distintas fuentes dan por hecho que se formalizarán impugnaciones en la practica totalidad de las agrupaciones electorales promovidas por Batasuna con la marca de Abertzale Sozialistek más el nombre del municipio en el que se presentan.

Numerosos dirigentes y cargos relevantes de Batasuna participan en las candidaturas de las agrupaciones electorales con las siglas de Abertzale Sozialistek. Es el caso de los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna Jone Goiricelaia e Ibon Arbulu; el ex concejal de Bilbao Lander Etxeberría; y el ex miembro de la Mesa Nacional Carlos Rodríguez, que son candidatos en las listas de Bilbao. En la lista de San Sebastián figura otro miembro de la Mesa Nacional de Batasuna, Joseba Álvarez, y en la de Oiartzun, Rufino Etxeberría. En la agrupación electoral de Navarra está el dirigente de Batasuna Pernando Barrena, y en la de Álava figuran la ex dirigente de Batasuna Mati Iturralde; el ex juntero de Euskal Herritarrok (marca con la que compareció Batasuna en las elecciones de 1998) Iñaki Ulibarri, y la actual dirigente de Batasuna Maite Díaz de Heredia.

Los candidatos de las agrupaciones electorales, bajo la marca de Abertzale Sozialistek, no han ocultado nunca en las dos últimas semanas su relación con Batasuna.

Iturralde declaró ayer que "no será necesario que el Gobierno y el Tribunal Supremo examinen con microscopio la candidatura" que encabeza ya que "está integrada por personas conocidas de la izquierda abertzale".

El Ministerio del Interior ya ha anunciado que examinará todas las listas de agrupaciones electorales, ANV y otros partidos para comprobar si se ajustan o no a la Ley de Partidos Políticos. Tanto la Abogacía del Estado como la Fiscalía General del Estado impugnarán aquellas que no se ajusten a dicha ley.

Impugnación de la fiscalía

El Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ya anunció la pasada semana que las agrupaciones electorales que lleven el lema de Abertzale Sozialistek, con el que reconocen su vinculación con Batasuna, serán impugnadas, e incluso adelantó la fecha del 2 de mayo para materializar esa decisión.

Con ello seguirán el mismo camino que ASB (Abertzale Sozialisten Batasuna), la nueva marca que registró Batasuna hace un mes, y sobre la que tendrá que decidir el próximo 16 de mayo la Sala Especial del Tribunal Supremo. ASB presentó unos estatutos ante el ministerio del Interior donde se comprometía a cumplir la Ley de Partidos Políticos y la Constitución. Pese a ello, Interior consideró que el hecho de que dos de sus promotoras fueran dirigentes de la actual Batasuna y que la formación ilegalizada utilizara su logotipo en un acto público son pruebas suficientes para instar su ilegalización, cosa que hizo el Gobierno a través de la Abogacia del Estado.

El trabajo del Ministerio del Interior y de la Fiscalía General del Estado será especialmente intenso en las dos próximas semanas. Mientras que en 2003 las listas impugnadas fueron 249 -de las cuales el Constitucional ilegalizó 225-, ahora la sospecha se extiende sobre 800 listas. Distintas fuentes de Interior y de la Fiscalía General del Estado vaticinan que será sencillo encontrar elementos para impugnar las 225 que impulsa directamente Batasuna y que será mucho más complicado hallar indicios para actuar contra las casi 600 listas restantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007