Reportaje:

El todocaminos económico

El Scout es la versión campera del Skoda Octavia Combi, una ranchera con tracción 4×4 y suspensión alta que permite recorrer caminos de tierra. Ya está a la venta con dos motores, 2.0 FSi de gasolina y 2.0 TDi, por 26.450 y 27.100 euros.

Versatilidad para viajar por carretera o en pistas de tierra a precios asequibles y con todas las ventajas dinámicas de los turismos y la capacidad de carga de las carrocerías familiares. Es la propuesta de Skoda con el Octavia Scout, una versión especial que incluye tracción 4×4 y suspensiones elevadas para poder salir del asfalto. La alternativa económica a los Audi Allroad, Volvo XC70, Subaru Legacy Outback y otros turismos todocaminos está a la venta en España con dos motores, 2.0 FSi y 2.0 TDi, y precios desde 26.450 y 27.100 euros.

El Octavia Scout sólo se ofrece en carrocería combi o familiar e incluye detalles estéticos que le distinguen. El frontal equipa un parachoques delantero más grande con los antinieblas integrados. También son diferentes la zona inferior de las puertas, los aletines de las ruedas y el parachoques trasero. Incorpora accesorios como la placa plateada que protege la entrada de aire del motor, o las protecciones inferiores para evitar daños al circular fuera del asfalto. Y la decoración interior añade instrumentación y tapicerías específicas y un asidero frente al copiloto, como en los todoterrenos. Además mantiene la sobresaliente capacidad de carga que caracteriza al Octavia Combi, con un maletero de 580 litros, que llega a 1.620 abatiendo los respaldos.

Suspensiones especiales

Pero los cambios más importantes del Scout están en la suspensión, que es más alta y se ha reforzado para poder soportar las exigencias de la conducción 4×4. Combinada con unas llantas de 17 pulgadas y unos neumáticos 225/50/17, aumenta la altura al suelo en 40 milímetros y permite circular con más margen en caminos y pistas de tierra. El conjunto se completa con una tracción 4×4 Haldex, que pasa el 90% de la potencia al eje delantero para ahorrar combustible en carretera y amplía el reparto hasta el 50% atrás cuando detecta pérdidas de adherencia delante.

El Octavia Scout se vende con dos motores de inyección directa y cambio manual de seis marchas, un 2.0 FSI (150 CV) en gasolina y el 2.0 TDi (140 CV) en diésel, que alcanzan 200 y 197 km/h. y gastan 8,7 y 6,4 litros, respectivamente, de media. El equipo de serie es completo: seis airbags, ABS, ESP, climatizador, radio-CD, control de velocidad, sensor de lluvia y otros detalles. Pero lo mejor son los precios, 26.450 y 27.100 euros, respectivamente, que convierten al Scout en el turismo todocaminos más económico del mercado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS