Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan de Integración de los Inmigrantes arranca con 2.000 millones de presupuesto

El 42% del dinero, que será invertido en cuatro años, irá destinado a mejorar la educación

Desde hoy y hasta el año 2010, el Gobierno invertirá más de 2.000 millones de euros para reforzar los servicios sociales, ante la incorporación de cientos de miles de inmigrantes a la sociedad. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, presentaron ayer el Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración, que destina casi la mitad de ese multimillonario presupuesto (el 42%) a reforzar la educación en las zonas con mayor presencia de extranjeros. El último Ejecutivo del PP sólo destinó a integración siete millones de euros.

El plan fue estudiado por el Consejo de Ministros el pasado verano. Desde entonces hasta ahora, ha sido sometido a consultas de comunidades autónomas, ayuntamientos, asociaciones de inmigrantes y ONG, que han realizado numerosas aportaciones al diseño definitivo.

Al contrario que la mayoría de los documentos oficiales, que suelen disimular los problemas que plantea la integración de los extranjeros, el texto hace un diagnóstico muy claro de la situación.

"En algunos casos", señala, "la llegada de inmigrantes ha actuado como un reactivo que ha hecho aflorar insuficiencias (...) de nuestro Estado de bienestar, como ocurre en el sistema educativo o en el sanitario, en la vivienda o en los servicios sociales".

"Además", añade, "los beneficios y costes de la inmigración aparecen desigualmente repartidos entre distintos grupos sociales, porque, aunque la inmigración sea un factor positivo para el conjunto de la sociedad española, unos grupos sociales se benefician más de ella, mientras que otros comparten problemas e insuficiencias en el funcionamiento de servicios públicos con la propia población inmigrada".

Para adaptar los recursos a la nueva realidad y mantener la cohesión social, el Ejecutivo ha definido 12 áreas de actuación:

- Acogida. (463.885.622 euros). Articular una red estatal de dispositivos de acogida integral en todo el territorio nacional.

- Educación. (836.551.635 euros). Adecuar el sistema educativo a la diversidad del alumno.

- Empleo. (207.095.600 euros). Luchar contra la contratación irregular de inmigrantes en la economía sumergida.

- Vivienda. (32.269.228 euros). Ampliar el peso de la vivienda protegida.

- Servicios sociales. (80.483.650 euros). Adecuar el sistema público de servicios sociales para garantizar el acceso a todos los ciudadanos en igualdad.

- Salud. (71.772.202 euros). Mejora de la formación del personal sanitario en gestión de la salud de los inmigrantes.

- Infancia y juventud. (101.036.136 euros). Favorecer el acceso de menores y jóvenes inmigrantes a programas de infancia y juventud.

- Igualdad de trato. (36.205.050 euros). Incluir la igualdad de trato en las políticas públicas.

- Mujer. (33.733.220 euros). Incorporar la perspectiva de género en todas las políticas migratorias.

- Participación. (30.717.757 euros). Consolidar el movimiento asociativo inmigrante y su interacción con el tejido asociativo general.

- Sensibilización. (54.497.166 euros). Mejorar la imagen pública de la inmigración.

- Codesarrollo. (56.769.825 euros). Incorporar la perspectiva del codesarrollo en el proceso de integración del inmigrante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007