Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:HUGO SILVA | Actor de 'Los hombres de Paco' (Antena 3)

"Con las series que no funcionan se aprende a pasar página"

Hugo Silva (Madrid, 1977) se ha convertido en un icono televisivo para miles de seguidores, a raíz de la interpretación del policía Lucas Fernández en la ficción de Antena 3 Los hombres de Paco, serie que el miércoles pasado logró su récord: casi 4,6 millones de espectadores (25,3%) y pronto será llevada al cine. La página web de Silva también registra la nada desdeñable cifra de 50.000 entradas. Curtido en series como Al salir de clase (Tele 5) y Paco y Veva (TVE-1), también ha probado el teatro -estudió en el Teatro de Cámara de Madrid- y el cine, y asegura que aún habrá aventuras policiales en televisión para rato.

Pregunta. Ahora que la televisión está tan agitada, ¿cómo se vive que una serie alcance con éxito una tercera temporada?

Respuesta. Con mucha ilusión y, sobre todo, con mucha alegría, en especial teniendo en cuenta que la serie es un experimento sin precedentes. Todos los miembros del equipo estamos muy implicados, y eso tiene que notarse de algún modo.

P. Sin embargo, Los hombres de Paco tardó en arrancar, sus primeros índices de audiencia no fueron muy buenos.

R. En el trabajo diario no podemos estar pendientes de las cuotas de pantalla. Es algo que hay que aceptar, que no está en nuestra mano. Igual que las cuestiones de programación, dónde se ubica la serie... En cualquier caso, siempre llegan datos, y claro que te intranquilizas, porque queremos que nuestro trabajo se vea, pero lo importante es que el esfuerzo haya valido la pena.

P. Usted ya tuvo una experiencia con una serie que no funcionó, como Paco y Veva. ¿Se aprende de ello?

R. Aprendes a no caer en la frustración, porque insisto en que es algo que no está en tu mano. Se aprende, sobre todo, a pasar página. Pero Paco y Veva fue una serie en la que me lo pasé tan bien haciéndola que casi no tuve tiempo de pasarlo mal por el resultado.

P. Hay que vivir con ese riesgo...

R. Sí, es que este trabajo es así. Incluso llegas a disfrutar un poco, porque a veces es bonito ese suspense, ese no saber lo que va a pasar.

P. ¿Qué recuerda de su paso por Al salir de clase? Es una serie que se ha denostado, pero ha sido una cantera de actores monumental.

R. La recuerdo con muchísimo cariño. Fue una época muy especial, en la que coincidimos gente que nos unimos mucho y que estábamos en el mismo momento vital.

P. ¿Qué tiene Lucas para destacar tanto, más aún en una serie coral como es Los hombres de Paco?

R. Eso sí que no lo sé. Es una cuestión de suerte, la aceptación es tan imprevisible... Supongo que uno de los factores es que es un héroe que también es un antihéroe. Eso ayuda a que el espectador se identifique más con él.

P. ¿Qué pueden esperar los seguidores de la serie de la relación tan particular que mantienen Lucas y Sara?

R. La trama se va a complicar, pero también va a ser cada vez más tierna. Ahora los dos luchan por vivir juntos, sí, pero ha llegado un momento en el que, sobre todo, luchan por ser felices. Son dos personajes desesperados. Va a ser cada vez más interesante.

P. Tres años después, ¿hay más de Hugo Silva en Lucas?

R. Bueno, yo el personaje no me lo llevo a casa. Termino y desconecto. Pero el personaje evoluciona porque lo enriqueces más, desde luego, añades cada vez más cosas, haces que el personaje sea más entero.

P. Comentaba que la serie es un experimento. ¿Demuestra que el espectador puede aceptar bien la mezcla de acción, drama y comedia en una serie española?

R. Precisamente creo que la gente la sigue por eso. Es su secreto, para bien y para mal. Además, se puede hacer ficción independientemente de la americana. Somos distintos, y si aceptamos lo nuestro, nos verán a nosotros. La ficción es un espejo, y éste es nuestro propio espejo.

P. Tiene pendiente de estreno una película, El hombre de arena. ¿Un nuevo Hugo Silva?

R. Es una película que creo que va a tocar mucho a la gente, una película muy humana y emotiva, que está ambientada en los años sesenta, pero su trama está contada con la perspectiva actual. Estoy muy ilusionado con El hombre de arena, aunque hay Los hombres de Paco para rato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de abril de 2007