Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia demanda a Ryanair por un acto promocional "desleal"

La firma irlandesa cree "absurda" la reclamación de dos millones

Billetes gratis por mostrar pancartas en las que se dejara claro que se prefería Ryanair a Iberia. Con ese reclamo, la firma irlandesa organizó en septiembre un acto promocional en Barcelona, pero el éxito de convocatoria desbordó sus previsiones y acabó en tumulto. Ahora, esta peculiar forma de publicidad llega a los tribunales. Iberia reclama a Ryanair una compensación de dos millones por lo que cree "competencia desleal".

Ryanair ensayó una nueva técnica promocional hace siete meses en Barcelona. La firma irlandesa prometió que daría billetes a todo aquel que acudiera a la plaza de Cataluña con pancartas en las que mostraran por qué preferían volar con ellos antes que con Iberia, la compañía líder en el mercado español. Pero la predisposición a convertirse en hombre-anuncio o mujer-anuncio a cambio de billetes gratis sobrepasó las expectativas de la firma irlandesa.

A la directora comercial de la compañía en Europa, Sinead Finn, apenas le dio tiempo a repartir los 200 bonos que Ryanair había reservado para esta acción promocional. La policía tuvo que intervenir para proteger a la ejecutiva ante el enfado de los asistentes que se habían quedado sin billete.

Al final, Ryanair tuvo que pedir disculpas y habilitó un correo electrónico para las solicitudes desatendidas. La compañía irlandesa aplacó la irritación de sus clientes, pero no la de Iberia, que anunció acciones judiciales. La Asociación de Líneas Aéreas y organizaciones de consumidores como Facua también criticaron a Ryanair.

"Dimos unos 6.000 billetes gratis y no hubo reclamaciones judiciales de los clientes", aseguró ayer Sinead Finn en conferencia de prensa. Pero ése no era el motivo de la cita con los periodistas. Finn desveló que Iberia ha demandado a Ryanair por competencia desleal y que reclama dos millones de euros como compensación por los daños que supuestamente ocasionó la campaña a su marca.

Competencia

"Iberia quiere bloquear la competencia", mantuvo la directiva de Ryanair, quien agregó que la cantidad reclamada era "absurda" y afirmó que equivalía al "14,75% de la inversión publicitaria de Iberia en 2006". Finn no pudo precisar si la supuesta limitación de la competencia creada por la iniciativa de Iberia ha tenido alguna incidencia en los ingresos de su compañía. Pero sí insistió en que una acción judicial de British Airways por una campaña publicitaria similar no tuvo éxito.

Finn, que dijo que Ryanair recibió la notificación judicial hace dos semanas, aprovechó la conferencia de prensa no sólo para defender los argumentos de la firma de bajo coste, sino también para volver a dar relevancia a una iniciativa publicitaria que ya logró (sobre todo por los incidentes) un importante eco mediático. Una repercusión que Iberia trató de minimizar al no hacer pública la presentación de su demanda, que según confirmó una portavoz, se interpuso en octubre. Iberia se limitó ayer a precisar que, a su juicio, la campaña de Ryanair incurrió en "comparación desleal" y "denigración" de su marca, supuestos ambos incluidos en la Ley de Competencia Desleal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2007