Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña francesa 'se cuelga' de la Red

Ségolène Royal se acerca a los internautas mientras Nicolas Sarkozy elude un debate en Internet

De la misma manera que los sondeos no recogen las opiniones de quienes no tienen teléfono fijo, el enorme peso de Internet en la campaña electoral francesa, su influencia en favor de uno u otro candidato, es uno de los misterios que sólo se desvelarán cuando se analicen a posteriori los resultados de los comicios que tendrán lugar dentro de 11 días. El conservador Nicolas Sarkozy es quien más parece temer a los internautas. El centrista François Bayrou propuso un debate en Internet entre los cuatro principales candidatos. Tanto la socialista Ségolène Royal como el ultraderechista Jean-Marie Le Pen se mostraron dispuestos. Sólo el ex ministro del Interior rechazó la oferta.

MÁS INFORMACIÓN

Escudándose en que no veía ninguna razón para eliminar a los otros ocho candidatos, y alegando razones técnicas, Sarkozy ha abortado el que hubiera sido el primer debate de peso en la Red en unas elecciones presidenciales. Y no es que la campaña del candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) esté ausente del ciberespacio, sino todo lo contrario, lo rastrea permanentemente y cuelga todo tipo de elementos, desde los clásicos programas y parafernalia de campaña que llenan el sitio Sarkozy.fr, hasta la actividad más o menos guerrillera de sus militantes. En la UMP hay un equipo que recoge el "ruido de fondo" de la campaña y prepara un informe diario con el que se elaboran consignas y notas para los medios de comunicación, y una agenda diaria destinada a los militantes con instrucciones de uso para su difusión.

Sin embargo, la web por excelencia de esta campaña es Desirsdavenir.org, la marca de fábrica de la socialista Ségolène Royal y la pionera. Nació hace ocho meses, con la ayuda de su hijo mayor, Thomas Hollande, y ha acompañado a la candidata desde entonces, configurándose como la herramienta básica de su modelo de democracia participativa. Ahora la dirige Benoit Thieulin. En el PS hay 120 militantes que se encargan exclusivamente de supervisar la campaña en Internet; han creado una cartografía interactiva de Segolandia y recoge la práctica totalidad de los debates participativos.

También el centrista François Bayrou tiene un peso considerable en la Red, derivado en parte de su implantación entre muchos miembros del sector de la enseñanza desilusionados con la izquierda socialista. Ayer mismo se sometió a una entrevista por webcam con los lectores de linternaute.com, en la que insistió en que seguía abierto a debatir con Sarkozy. La de Jean-Marie Le Pen es un simple escaparate en el que se almacenan los vídeos de las intervenciones del candidato y poco más, aunque según su director recibe 80.000 visitas al día.

En todo caso, lo más divertido está fuera de las webs oficiales. Lo que más abunda, últimamente, son los vídeos asesinos. Uno de los de más éxito es el titulado VraiSarkozy (1,72 millones de visitas en Dailymotion), un divertidísimo montaje con trozos de informativos del canal privado TF1 del ex ministro del Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2007