Juicio por el mayor atentado en España

Díaz de Mera acusa con datos falsos a dos comisarios para sostener su bulo del 11-M

El policía al que atribuye la confidencia lo desmiente por escrito, al igual que el agente al que achaca el informe sobre ETA

El eurodiputado del PP Agustín Díaz de Mera, ex director general de la Policía, intentó ayer salir del enredo en el que se metió el pasado 28 de marzo cuando involucró a ETA en los atentados del 11-M mediante un escrito dirigido al tribunal que juzga el caso donde acusa a varios comisarios para justificar el bulo. Díaz de Mera aseguró en el juicio que un comisario de policía le había contado que existía un informe en el que se vinculaba a ETA con el 11-M que fue ocultado o manipulado por mandos nombrados por el PSOE. Díaz de Mera se negó a facilitar al tribunal el nombre del policía que le informó -para evitar que se tomarán represalias contra él, según dijo- por lo que fue multado con 1.000 euros y se le abrió una causa por desobediencia que juzgaría el Tribunal Supremo.

Más información

Díaz de Mera se lo pensó mejor y ahora ha decidido dar el nombre de su informante al tribunal a través de un escrito en el que hace un relato de hechos que han desmentido todos los policías a los que cita expresamente. El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, facilitó el escrito a todas las partes eliminando del mismo el párrafo en el que se identifica al policía que informó a Díaz de Mera. Se trata, en función de los otros datos que aporta Díaz de Mera, de Enrique García Castaño, un comisario que ha trabajado con los Gobiernos del PSOE y el PP. "Mi lealtad hacia él, duramente acreditada", señala el eurodiputado en su escrito, "no ha sido correspondida como esperaba". Como García Castaño se negó a avalar la versión de Díaz de Mera, el cargo del PP decidió dar su nombre.

En su escrito, Díaz de Mera apunta una serie de datos falsos respecto a los policías que elaboraron el informe. Dicho documento figura en el sumario desde febrero de 2006 y descarta la vinculación de ETA con el 11-M, justamente lo contrario de lo que asegura el eurodiputado del PP.

- El informe. Díaz de Mera cuenta en su escrito que García Castaño le contó lo siguiente: "El comisario de Información había encargado un informe sobre posibles conexiones entre islamistas y ETA con referencia al 11-M. El informe se lo encomendó a un gran conocedor de la lucha antiterrorista [Domingo Pérez Castaño, comisario jefe de la Unidad Central de Inteligencia]". Pese a lo que escribe Díaz de Mera, el comisario Pérez Castaño nunca fue un gran conocedor de la lucha antiterrorista pues antes era comisario de Extranjería.

- Destitución. "En dicho informe", continúa el eurodiputado del PP, "[Pérez Castaño] relataba las relaciones entre islamistas y ETA y, además, apuntaba vías de investigación que se debían seguir. Al comisario general de Información [Telesforo Rubio] no le gustó el contenido del informe y prescindió de los servicios de Pérez Castaño y lo trasladó al País Vasco".

- "Nadie me presionó". Pérez Castaño lo ha desmentido: "El motivo por el que causé baja en la Unidad Central de Inteligencia, en momento alguno fue por encontrarme presionado en la forma en que debía realizarse informe alguno. Yo jamás he difundido rumor alguno sobre cambios forzados en la orientación del informe". Pérez Castaño solicitó su baja en el puesto el 9 de diciembre de 2005, antes de que se le encargase el informe. El 12 de diciembre recibió ese encargo y el 15 de diciembre entregó el documento, elaborado por un hombre y una mujer de ese departamento.

Díaz de Mera también se ha estrellado con otro desmentido, en este caso del comisario al que atribuye la información. Enrique García Castaño señaló en un escrito firmado el 30 de marzo y dirigido al actual Comisario General de Información, Miguel Valverde, que todo lo relatado por Díaz de Mera para involucrar a ETA en el 11-M es falso. "El que suscribe", escribe García Castaño, "comentó a Díaz de Mera que nunca le había hablado sobre el supuesto informe ni que hubiera existido una relación de ETA con el atentado del 11-M". Díaz de Mera asegura que el comisario que sustituyó a Pérez Castaño, José Cavanillas, manipuló el informe y omitió las referencias a las conexiones con ETA.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, rechazó las acusaciones de Díaz de Mera: "El PP intenta tapar con una nueva mentira, la gran mentira del 11 al 13 de marzo".

UN TESTIMONIO MUY CERCANO

La mujer de El Chino le reconoce en el vídeo de reivindicación del atentado. Rosa, la mujer de Jamal Ahmidan, El Chino, uno de los jefes del comando que perpetró el 11-M, reconoció ayer a su marido como uno de los tres encapuchados que aparecen en el vídeo de reivindicación del atentado.Los policías que intervinieron en Leganés se confiesan. Los agentes de los Tedax que intervinieron en el acoso a los terroristas encerrados en un piso de Leganés declaran que fueron recibidos con cánticos y disparos.Unos papeles sobre ETA junto al piso de los suicidas. Los agentes que declararon ayer en el juicio explicaron que los papeles sobre ETA hallados en los escombros del piso de Leganés eran de un policía vecino de los terroristas.

LA VISTA AL DÍA

La cúpula policial del PP comparece en el juicio. Los principales mandos de la policía durante el Gobierno del PP, que rechazan la vinculación de ETA con los atentados del 11-M, comparecen hoy en el juicio que se sigue en la Casa de Campo de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50