Socialistas y EU critican la crisis del "tripartito" popular

Socialistas y Esquerra Unida criticaron el jueves la crisis del "tripartito" popular, en referencia a los sectores que lideran el presidente regional, Francisco Camps; el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, y el presidente provincial de Castellón, Carlos Fabra.

El portavoz adjunto del Grupo Socialista, Andrés Perelló aseguró que el abandono del vicepresidente del Consell, Víctor Campos, ha hecho "saltar por los aires el tripartito formado por Camps, Zaplana y Fabra".

"Cuando el enfrentamiento público y habitual entre los seguidores de Zaplana y de Camps ha llegado al punto de que casi no es ni noticia, ahora hay que sumarle la desbandada de Campos incapaz de soportar más tiempo el yugo de Fabra, imputado en varias causas judiciales y la pasividad de Camps ante los escándalos de corrupción que se dan en las filas de su partido", argumentó el parlamentario socialista.

Perelló acusó al presidente de la Generalitat de mostrar una "incapacidad manifiesta para poner paz en el partido, así como para atajar la proliferación de casos de corrupción".

Por su parte, la coordinadora general de Esquerra Unida y candidata de Compromís pel País Valencià, Glòria Marcos, argumentó que "el máximo problema de Camps es confeccionar las listas de manera que nadie se enfade tanto como para tirar de la manta porque las tres corrientes que integran el PP tienen casos de presunta corrupción que esconder". Marcos considera que la crisis provocada por la renuncia del vicepresidente del Consell y la confección de listas es "la prueba inequívoca de que el PP está temiéndose la previsible pérdida de la mayoría absoluta y eso provoca que todos los altos cargos de la actual Generalitat quieran estar en los primeros lugares de las listas".

Para la candidata de Compromís, "Camps tiene las manos atadas porque ya no puede prometer consejerías y direcciones generales a los que se quedan fuera de las listas autonómicas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"El presidente del PP", prosiguió Glòria Marcos, "sabe que no está en disposición de enfrentarse a zaplanistas y fabristas al mismo tiempo porque eso supondría perder cualquier mayoría interna". "Pero todo se complica cuando, además, ha de contentar a sus propios adeptos", recalcó Marcos.

La dirigente de EU recordó las graves imputaciones que pesan sobre Carlos Fabra, el lío de facturas falsas en Terra Mítica y la corrupción de algunos munícipes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS