VIVIR A TRAVÉS DE LA ESCRITURA

Trilogía del hombre sin destino

KERTÉSZ ES lo contrario de un autor prolijo. Preciso y escueto, detractor de la "industria del holocausto", su obra surge de la necesidad de escribir y literalmente para el cajón. Tras dos décadas de gestación, publica en 1975 la que es probablemente su obra más importante, Sin destino (Acantilado, 2001), la grotesca y no por ello menos veraz historia de un dócil muchacho judío, cuya chocante ingenuidad le permite sobrevivir en un campo de concentración, asumiendo voluntariamente la lógica asesina de los nazis. Köves vuelve a casa y se convierte en escritor, pero sólo para ver prolongada su anterior existencia carcelaria en la dictadura estalinista; Fiasco (Acantilado, 2003) describe otra vuelta de tuerca del destino de Köves, quien, rechazada su novela sobre los lager, es ahora carcelero en una prisión militar y comprende que sólo el azar -la oportunidad de abandonarse a los instintos violentos- distingue la víctima del verdugo. Quince años después de la primera y fugaz publicación de Sin destino, Kertész cierra la trilogía del hombre sin destino con Kaddish para un hijo no nacido (Acantilado, 2001), el monólogo de un superviviente del Holocausto que se niega a perpetuar con la paternidad el sistema de valores autoritarios que ha hecho posible Auschwitz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS