_
_
_
_

El edificio de Leganés reconstruido tras el 11-M tiene ahora grietas

El concejal de Obras del Ayuntamiento de Leganés, Mariano Maroto, se ofreció ayer para mediar entre vecinos y empresa constructora ante la aparición de deficiencias en el bloque que sustituyó al que destruyó la explosión provocada por terroristas islamistas en la calle de Carmen Martín Gaite.

Según las denuncias hechas públicas por los 15 propietarios de los números 38 y 40 de la calle de Carmen Martín Gaite, en las casas han aparecido múltiples irregularidades como humedades, averías, desperfectos y "hasta grietas que cada día se hacen más grandes".

Estas viviendas fueron construidas por el Ministerio del Interior tras derribarse el bloque que sufrió la explosión del día 3 de abril de 2004, al inmolarse allí varios terroristas islamistas, presuntos autores de los atentados del 11-M. De las 15 viviendas, 14 tienen desperfectos y averías en tuberías, grietas en las paredes y levantamiento del parqué, y fallos en las juntas de dilatación de la calefacción, entre otros, según indicaron los vecinos afectados.

Enrique García Leal, portavoz de los vecinos, explicó que ya han enviado una carta a la constructora, que levantó en un tiempo récord el edificio, "pidiéndole que se solucionen los desperfectos e irregularidades cuanto antes". Otro portavoz de los vecinos aseguró que no existen daños estructurales en el edificio, pero exigen a la empresa que lo construyó que "solucionen de forma definitiva los graves problemas con los que nos estamos encontrado a diario".

Las obras en los números 38 y 40 de la calle de Carmen Martín Gaite costaron casi tres millones de euros, incluidos los gastos de realojamiento de los vecinos, primero en hoteles y luego en pisos de alquiler. El presupuesto ha sido pagado por los seguros de los propietarios, el Consorcio de Compensación de Seguros y el Ministerio del Interior.

El edificio fue parcialmente volado por los suicidas en una explosión en la que fue asesinado el subinspector del GEO Francisco Javier Torronteras. Los daños del atentado islamista, el más grande de la historia sucedido en Europa, fueron tan graves que el bloque fue demolido y vuelto a levantar en muy poco tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_