Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reunidos en un libro seis cuentos escritos por Gabriel Aresti

Los seis cuentos que componen la producción de Gabriel Aresti (Bilbao, 1933-1975), escritos en el periodo comprendido entre 1957 y 1962, han sido reunidos en el libro Ipuniak (editorial Ikeder). La obra ha sido editada con el objetivo de divulgar la calidad literaria del poeta Gabriel Aresti, fundamental en la poesía vasca del siglo XX, en el género del cuento. Aresti también cultivó el ámbito de la lingüística y la traducción, además de escribir artículos periodísticos, ensayo, novela y teatro.

En los cuentos de Aresti se encuentra también el interés por la renovación y la aportación al género de caminos paralelos a los que utilizó en su poesía. En ellos aparecen temas universales y personajes urbanos ubicados en Bilbao, en una dicotomía constante entre lo global y lo local.

Aresti escribió seis cuentos entre 1957 y 1962, publicados en la revista literaria Egan. Las seis obras presentan nexos que permiten considerarlos como partes de una misma colección temática y estilística. En algunos cuentos -como Umezurtz aberatsak Gabonetan jolastu nahi (El huérfano rico quiere jugar en Navidad) y Jainkoa jaio da Otxarkoagan (Dios ha nacido en Otxarkoaga)- Aresti contrapone de forma crítica los distintos niveles socioeconómicos existentes. En Andre Madalen maitemindua (La señora Madalen enamorada) arremete contra el poder del dinero, capaz de comprar la mentira y el amor propio y en Gure eguneko behara (Nuestro trabajo cotidiano) construye una alegoría de la alienación por los trabajos repetitivos. El quinto cuento, Abertzalea (El patriota), es una sátira sobre la ausencia de tradición democrática y Olerkaria (El poeta) es en buena parte un relato autobiográfico, donde con grandes dosis de humor ironiza en torno a la nula repercusión social de la poesía.

Los cuentos han sido adaptados en la edición, simplificando el lenguaje original para facilitar su lectura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007