Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente reivindica la Ley de Derecho Civil

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, defendió ayer la Ley de Derecho Civil de Galicia, aprobada por unanimidad el año pasado por el Parlamento gallego y recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno central, que entiende que la regulación de adopciones y de la autotutela invade competencias estatales. Touriño aseguró que reivindicará la constitucionalidad de la norma "en todas las instancias y en todos los ámbitos" en los que sea necesario.

La presentación del recurso fue decidida por el Consejo de Ministros del pasado viernes, por considerar que la adopción y la autotutela "carecen de antecedentes en la legislación civil gallega y exceden las competencias atribuidas a la Comunidad Autónoma".

Tras reunirse en Santiago con el director de la factoría viguesa de PSA Peugeot-Citroën, Pierre Ianni, y a preguntas de los periodistas, Pérez Touriño recordó que existe una comisión bilateral Xunta-Gobierno para la resolución de conflictos sobre competencias, por lo que se mostró esperanzado en alcanzar un acuerdo que impida que el recurso del Ejecutivo central pueda prosperar.

"Estamos en disposición de defender plenamente la constitucionalidad de la ley", aseguró el presidente del Gobierno gallego, "y lo haremos políticamente en la comisión, ante el Gobierno y ante todas las instancias que sea preciso".

El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, mientras, criticó que lo que es "constitucional en Cataluña" no lo sea en Galicia, ya que la ley catalana tiene un capítulo entero dedicado a la adopción y "no fue recurrida por el Gobierno central". "¿Por qué en Cataluña se puede legislar la adopción y en Galicia no?", se preguntó. El dirigente popular aseguró que el PP aboga por que se llene de competencias la comunidad "en el marco constitucional".

Además, criticó que el balance de la "cooperación inteligente" de la Xunta en cuanto a la transferencia de competencias es de "una y media y un recurso de inconstitucionalidad", y lamentó que cada vez que el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, va a Madrid, "vuelve con una mala noticia". Para el presidente del PPdeG, "alguien podría pensar" que, con este balance, Quintana no es el "interlocutor inteligente" que Galicia necesita con Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007