Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Bilbao insta a los ciudadanos a ser activos ante la violencia conyugal

El Ayuntamiento de Bilbao aprobó en la mañana de ayer en una reunión urgente de su junta de portavoces una declaración institucional en la que insta a los ciudadanos a ser activos frente a cualquier expresión de violencia contra las mujeres, "denunciándola, no consintiéndola, no permaneciendo en silencio, y mostrando su apoyo a las víctimas". La iniciativa responde a la muerte el pasado viernes de Pilar Sampereo, de 74 años, acuchillada por su esposo, de 76, en su domicilio de la capital vizcaína. Sampereo es la primera mujer muerta este año en Euskadi por violencia conyugal.

El consistorio, además de mostrar su dolor por esta muerte y su apoyo a la familia de la víctima y a sus allegados, recuerda que cada día se registran "muchas actitudes y expresiones de estas agresiones contra las mujeres, todas ellas condenables y reprobables".

El texto indica después que la violencia que se ejerce contra las mujeres supone "un atentado contra su integridad física y moral, y un ataque a su dignidad" y, por ello, "una grave e intolerable violación de los derechos humanos. "La violencia de género no solamente destruye vidas, sino que también limita la participación en la vida pública de las mujeres como colectivo, condicionando el ejercicio de la plena ciudadanía por parte de éstas", apostilla.

Concentración en silencio

Tras aprobar la declaración, representantes de todos los grupos del consistorio, con el alcalde, Iñaki Azkuna, a la cabeza, se concentraron en silencio durante 10 minutos ante la sede del consistorio para condenar el crimen. También asistieron la directora de Emakunde, Izaskun Bilbao, y el diputado vizcaíno de Asuntos Sociales, Juan María Aburto.

Despues del acto, Bilbao declaró que la sociedad "no puede permanecer callada ante estas situaciones" y resaltó: "Aquí no hablamos de estadísticas. Se llamaba Pilar y le han cortado la vida, y hay muchos nombres de mujeres que ahora mismo están sufriendo en la intimidad de sus hogares", informa Efe.

La concejal bilbaína de la Mujer, Carmen García, de EB, lanzó un mensaje a las mujeres maltratadas, a las que recordó que la mejor vía para acabar con esa situación es la denuncia policial. "Si no pueden hacerlo, que sepan que los servicios sociales de sus ayuntamientos tienen la obligación de atenderlas a todas, independientemente de cuál sea su situación", abundó. Añadió que "hay recursos económicos, psicológicos y de acogida para todas, hayan denunciado o no".

El Ayuntamiento de Bilbao ya ha anunciado su intención de personarse como acusación particular en la causa judicial que se abra por este crimen.

En Zorroza, el barrio donde vivía Sampereo, se concentraron también unas 100 personas para protestar por su muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de marzo de 2007