Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Expertos en el 11-M desde su casa

Varios 'blogs' de personas no vinculadas a la policía ni a las víctimas analizan el juicio con un nivel de detalle apabullante

¿Quién es Elkoko?

Es el autor y único responsable de uno de los blogs más exhaustivos y mejor informados sobre el 11-M que existen en la red, Peón gris (http://peongris.blogspot.com/). Tanto, que parece imposible que sea una persona quien lo lleva a cabo. En el mundo real, Elkoko es Pere Escobar, vive en Castellón, tiene 35 años, estudió Ciencias Empresariales y trabaja en una promotora inmobiliaria. Así, no es policía, ni experto en explosivos, ni resultó herido en el atentado. Ni él ni nadie de su familia. No conoce a ninguna víctima. Su vinculación al 11-M es, sobre todo, teórica.

Hace más de un año, comenzó a interesarse por la investigación judicial del atentado y a intervenir en foros cibernéticos. Aterrizó en uno de los más conocidos, denominado peones negros, vinculado a la teoría de la conspiración. Esta cuestiona la instrucción del juez el Olmo y relaciona el 11-M con ETA o con estrambóticas maniobras de la policía encaminadas a ocultar pruebas para que nunca se conozca al autor del atentado. Escobar comenzó a enfrentarse a esta idea conspirativa. "Comencé a investigar, a leer los folios del sumario que se han hecho públicos, cerca de 3.000, y decidí crear mi propio blog para contrarrestar su información. De ahí el nombre: Peón gris".

"Reconozco que soy un 'freaky' del 11-M", dice Javier, del 'blog' 'Desiertos lejanos'

Desde entonces, cada día, este hombre cuelga en la red su versión de los hechos.

Reconoce que el 11-M le obsesiona. "Afortunadamente, los 100.000 folios del sumario no se han hecho públicos ni se han colgado en ninguna parte, porque si no, no sé qué haría", comenta. Cuando sale del trabajo en la promotora, comienza a investigar. A leer. A escribir. A adjuntar para su blog fotos e informes. A contrarrestar las informaciones conspirativas. Emplea más de cuatro horas diarias en el 11-M. Se acuesta a las dos de la madrugada. Un ejemplo: a fin de desmontar las teorías que vinculan a ETA con el 11-M basándose en el tipo de explosivos utilizados en los trenes, Escobar se ha obligado a revisar informes especializados sobre dinamita: "Gracias a una asociación de antiguos alumnos de la universidad, tengo acceso a revistas técnicas, de las que me nutro", comenta. Ni siquiera puede ver el juicio en directo: "Estoy trabajando. Pero a veces lo grabo y luego lo sigo".

Las páginas de Elkoko en peón gris no constituyen el único blog doméstico en el que se intenta desarticular, desde un ordenador instalado en una casa, las claves de la teoría de la conspiración.

Desiertos lejanos es otro. Javier, que prefiere no dar su apellido, es uno de sus componentes. "Nos juntamos un grupo de seis personas y decidimos contraponer nuestra versión a la de la conspiración", comenta. Javier es informático y su cometido es el de mantener la página web. Otros son físicos, o marinos mercantes. Pero, como Escobar, no tienen ninguna vinculación directa con el 11-M.

"Nos repartimos las páginas del sumario que se han hecho públicas y nos pusimos a estudiar. No pretendemos convencer a nadie. Pero sí informar a los que se acerquen a esto de buena fe", añade.

Le echan el mismo tiempo que Elkoko. "Sí, dedicamos a estudiar cerca de cuatro o cinco horas diarias. Si podemos, vemos en directo el juicio. Si no, lo grabamos y vemos luego lo más importante. Me interesa todo lo que se publica. Y estudio para saber más: explosivos, estructuras policiales, declaraciones de testigos..."

Y concluye: "Reconozco que soy un freaky del 11-M".

Autopsias y explosivos

En el blog de Pere Escobar Peón gris no sólo hay artículos de fondo o refutaciones a las distintas afirmaciones de la teoría de la conspiración. También hay reseñas científicas y sesudísimos artículos sobre explosivos con profusión de gráficos extraídos de algunas revistas extranjeras.Asímismo, cuenta con fotografías relevantes que o bien figuran en el sumario o han sido extraídas de otros medios.Allí el lector se encuentra, por ejemplo, con la cara sonriente de Jamal Zoughan el día en que fue identificado por varios testigos en el juicio como uno de los que colocaron las bombas debajo de los asientos de los trenes.Escobar también ha colgado las fotos de las autopsias de algunos de los terroristas que se suicidaron en Leganés después de atarse un cinturón de dinamita y hacerlo explotar. Su estado es casi irreconocible y hay que tener el estómago bien armado para contemplarlas sin apartar la mirada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de marzo de 2007

Más información