Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un minusválido fallece de inanición tras la muerte de su madre en Lugo

La policía nacional descubrió ayer los cadáveres de una madre octogenaria y su hijo minusválido, de 56 años, que, según las primeras investigaciones, murió días después del fallecimiento de la madre por la falta de atención. Familiares y vecinos de las víctimas alertaron de que ocurría algo anormal en una vivienda de San Xoán do Campo, en Lugo.

Fuentes de la investigación barajan la hipótesis de que la primera que falleció fue la madre, de 81 años, y calculan que, como mínimo, el óbito se produjo hace más de tres días. Posteriormente, y probablemente debido a la falta de atención, murió el hijo, que sufría una minusvalía.

Las mismas fuentes aseguran que no había señales de violencia, lo que hace concluir que las muertes sobrevinieron por una sucesión de lamentables hechos en el seno de una familia con poco contacto con sus allegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007