Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Nuevo accidente del 'Tireless'

Dos marineros mueren por una avería del submarino nuclear británico en el Ártico

Dos marineros británicos murieron ayer a bordo del submarino nuclear Tireless al sufrir éste un accidente cuando estaba de maniobras bajo el hielo en un punto no especificado del océano Ártico. El Tireless, que está propulsado por energía nuclear pero no lleva a bordo armas nucleares, estuvo anclado durante meses en Gibraltar tras sufrir una avería en mayo de 2000, provocando una gran polémica entre España y el Reino Unido. El submarino, cuyo nombre se traduce al español por Incansable, volvió a sufrir una avería en 2003 cerca de Gibraltar.

El Ministerio de Defensa británico no dio detalles sobre qué provocó el accidente, aunque precisó que se debió a la explosión de un purificador de aire en la parte trasera del buque. La explosión provocó un pequeño fuego y humo a bordo. Dos marineros murieron en el momento del accidente y un tercero sufrió heridas de las que está siendo atendido en un buque hospital norteamericano, y que no amenazan su vida. El buque hospital se encuentra anclado cerca de la base aérea norteamericana en Elmendorf, cerca de Anchorage, en Alaska. El reactor nuclear del submarino no se vio afectado por el accidente.

El accidente ocurrió a las 4.20 de la madrugada de ayer, hora del meridiano de Greenwich. El submarino se encuentra en estos momentos en la superficie y sólo sufrió ligeros daños en el compartimento trasero. En el momento del percance estaba participando en unas maniobras conjuntas de los Ejércitos del Reino Unido y Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa explicó que la pieza que explotó es utilizada por los demás submarinos de la clase Trafalgar pero que, como medida de seguridad, se restringirá su uso en otros buques hasta que se hayan investigado las causas del accidente.

El HMS Tireless fue botado en 1985. En 1996 fue retirado del servicio para ser remodelado y volvió al mar en 1999. El 12 de mayo de 2000 sufrió un aparatoso accidente y fue llevado a Gibraltar. Las reparaciones tardaron casi un año y provocaron un conflicto diplomático entre España y el Reino Unido porque la población de la zona temía que el buque desprendiera radioactividad. El submarino abandonó la zona el 2 de mayo de 2001.

En Gibraltar

En 2003 volvió a sufrir problemas al colisionar con un objeto que flotaba en la superficie, pero tuvo que ser llevado a Escocia para ser reparado porque el Gobierno gibraltareño se opuso a que volviera a la base británica del Peñón. Pero el Tireless volvió a Gibraltar el 9 de julio de 2004 "por razones técnicas", aunque esta vez sólo tardó una semana en zarpar de nuevo. El Gobierno británico aseguró entonces que su presencia en el Peñón no tenía nada que ver con la conmemoración del 300º aniversario de la batalla de Trafalgar, el 21 de julio de ese año.

Los Gobiernos español y británico llegaron luego a un acuerdo para evitar que se repitan incidentes como ese. Aunque ni el Tireless ni los demás submarinos de la clase Trafalgar llevan a bordo los misiles nucleares Trident, el hecho de que utilice energía nuclear hace posible que pueda desprender radiaciones nucleares en caso de avería o de accidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2007